Redacción BLesCientos de personas se reunieron el miércoles por la noche en la puerta de un bar en la ciudad de Nueva York en apoyo a su dueño que fue encarcelado por no hacer caso a las restricciones impuestas por el gobierno local, que no permiten trabajar libremente a los comerciantes. 

Los manifestantes defendieron la necesidad de poder circular y trabajar libremente, y criticaron la postura del alcalde De Blasio y el Gobernador Cuomo, quienes pretenden mantener a la sociedad encerrada en detrimento de las libertades individuales y el trabajo.

Los manifestantes se reunieron frente al Mac’s Public House en Staten Island después de que su propietario, Danny Presti, fuera esposado y encarcelado el martes por la noche, reportó el NY Post.

La gente protesta frente a la Casa Pública de Mac’s después de haberla cerrado en medio de la pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en el distrito de Staten Island de la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 2 de diciembre de 2020. (REUTERS/Jeenah Moon)

El bar ha sido multado con miles de dólares, por haber sido acusado de continuar sirviendo a los clientes en el interior y operar después del toque de queda vigente a partir de las 10 pm que Cuomo impuso en todo el estado.

La protesta buscó dar apoyo a las miles de empresas, en particular restaurantes y bares, que se han visto gravemente afectadas por los cierres exigidos por el gobierno bajo el pretexto de prevenir los contagios del virus del PCCh.

La gente protesta frente a la Casa Pública de Mac’s después de haberla cerrado en medio de la pandemia de la enfermedad del coronavirus (COVID-19) en el distrito de Staten Island de la ciudad de Nueva York, EE.UU., el 2 de diciembre de 2020. (REUTERS/Jeenah Moon)

La presidenta del Partido Republicano de Manhattan, Andrea Catsimatidis, asistió a la protesta y desde allí publicó un video en su cuenta de Twitter diciendo: 

“CIENTOS de patriotas han apoyado al dueño del bar de Staten Island que fue arrestado por abrir bajo el cierre del gobernador Cuomo! ¡¡¡Los neoyorquinos están luchando para recuperar nuestras libertades”. 

En noviembre Cuomo anunció medidas extremas para prevenir la propagación del virus del PCCh, incluido un límite en la cantidad de personas a las que se permite reunirse en casas privadas y la prohibición de abrir bares, restaurantes y gimnasios.

El nivel de hartazgo en Nueva York parece cada vez más generalizado, sobre todo entre los comerciantes quienes están viendo quebrar sus negocios que en muchos casos llevaron años de sacrificio, y se están destruyendo en algunos meses de pandemia, debido a políticas infundadas de los gobiernos demócratas de Nueva York, tanto el municipal como el estatal.

Tal como informó The BL días atrás, los dueños de negocios en el estado de Nueva York se levantaron contra las medidas de aislamiento y cierre impuestas por el gobernador Andrew Cuomo. Cuando los funcionarios del Departamento de Salud ingresaron a varios establecimientos para multar a los empresarios, los expulsaron de su propiedad. 

Otro caso que se viralizó rápidamente en las redes sociales fue el de Robby Dinero, veterano militar estadounidense y propietario de un gimnasio de Athletes Unleashed en Nueva York, quien rompió una multa 15.000 dólares violar una imposición de encierro durante una aparición en vivo en Fox News el martes 24 de noviembre. 

Paralelamente el gobernador Cuomo enfrenta una larga lista de demandas por violación a las libertades más básicas, presentadas por gimnasios, por bares y restaurantes, personas individuales y también mezquitas y templos cristianos quienes ven violada la libertad religiosa por la imposibilidad de asistir a sus lugares de encuentro y oración.

Andrés Vacca – BLes.com