Redacción BLes– En el reporte de contrainteligencia emitido el viernes por William Evanina, director del Centro Nacional de Contrainteligencia y Seguridad (NCSC) de EE. UU., se informaron las últimas actualizaciones sobre las interferencias extranjeras al proceso electoral en los Estados Unidos, apuntando específicamente a las intenciones de China, Rusia e Irán como principales amenazas a la transparencia en la campaña electoral 2020.

Según el informe, tanto China como Irán estarían descontentos con una posible reelección del presidente Donald Trump, mientras que Rusia estaría intentando “denigrar” al candidato demócrata Joe Biden. Sin embargo, el funcionario aclaró que “sería difícil para nuestros adversarios interferir o manipular los resultados de la votación a gran escala”. 

“Muchos actores extranjeros tienen preferencias sobre quién gana las elecciones, que las expresan a través de una serie de declaraciones abiertas y privadas; los esfuerzos de influencia encubierta son más raros. Nos preocupa principalmente la actividad actual y potencial de China, Rusia e Irán”, dice Evanina.

Con respecto a la postura de China, el informe dice que Beijing califica al presidente Trump como “impredecible” y prefiere que no sea reelecto. Además señala el aumento de las tensiones entre las naciones en las últimas semanas luego de las recientes acciones tomadas por la administración Trump, incluida la decisión de prohibir la popular aplicación de redes sociales TikTok y los esfuerzos para contrarrestar la presencia de China en el mercado global de redes de datos 5G.

“China ha estado ampliando sus esfuerzos de influencia antes de noviembre de 2020 para dar forma al entorno político de los Estados Unidos, presionando a las figuras políticas que considera contrarias a los intereses de China y desviando y contrarrestando las críticas a China…su retórica pública en los últimos meses ha sido cada vez más crítica con la respuesta de la actual administración al COVID-19, el cierre del Consulado de Houston de China y las acciones en otros temas”, dice el informe. 

Los acuerdos de inversión millonarios firmados por Hunter Biden, hijo menor de Joe Biden, con empresas chinas, también podrían respaldar las preferencias de Beijing en estas elecciones. Según informó Breitbart News, en 2013, la firma de inversiones de Hunter Biden  obtuvo un acuerdo de inversión de $1.5 mil millones de dólares con el Banco de China pocos días después de que viajara con su padre para visitar China.

Con respecto a Irán, Evanina dice que Irán trata de socavar las instituciones democráticas de los Estados Unidos, las políticas del Presidente Trump, y “dividir el país antes de las elecciones de 2020”, y agrega que “la motivación de Teherán para llevar a cabo esas actividades está impulsada, en parte, por la percepción de que la reelección del Presidente Trump daría lugar a una continuación de la presión de los Estados Unidos sobre el Irán en un esfuerzo por fomentar el cambio de régimen”. 

Por otra parte, el informe dice que “Rusia está usando una serie de medidas para denigrar principalmente al ex vicepresidente Biden y lo que ve como un “establecimiento” anti-Rusia”. 

Entre las acciones de Rusia señaladas por Evanina, se menciona la difusión de afirmaciones de casos de corrupción que vinculan a Joe Biden con Ucrania y se remontan a su mandato como vicepresidente durante la Administración Obama, donde nuevamente su hijo Hunter se vió involucrado. En aquel entonces el actual precandidato demócrata pareciera haber ocultado hechos de corrupción en los que estaba involucrado su hijo durante la participación en la junta directiva de la empresa de gas ucraniana Burisma, usando el poder del gobierno norteamericano.

“Esto es consistente con las críticas públicas que Moscú le hizo cuando era Vicepresidente, por su papel en las políticas de la Administración Obama sobre Ucrania y su apoyo a la oposición anti-Putin dentro de Rusia. Por ejemplo, el parlamentario ucraniano pro-Rusia Andriy Derkach está difundiendo afirmaciones sobre la corrupción – incluso a través de la publicación de llamadas telefónicas filtradas – para socavar la candidatura del ex Vicepresidente Biden y el Partido Demócrata. Algunos actores vinculados al Kremlin también están tratando de impulsar la candidatura del Presidente Trump en los medios de comunicación social y la televisión rusa”, dice el informe.

El presidente Trump en su conferencia de prensa en Bedminster, Nueva Jersey, este viernes, fue consultado acerca de su opinión sobre lo que dice el reporte de inteligencia, a lo que contestó: “Creo que la última persona que Rusia quiere ver en el cargo es Donald Trump porque nadie ha sido más duro con Rusia que yo, nunca”. Con respecto a la postura de China, dijo: “Si Joe Biden fuera presidente, China sería dueña de nuestro país”.  Y en relación a Irán su declaración fue: “A Irán le encantaría verme; a Irán le encantaría verme no ser Presidente …si y cuando ganemos, haremos tratos con Irán muy rápidamente”.

Cecilia Borrelli – BLes.com