Boric recibió los símbolos republicanos y asumió el mando de la nación en medio de la peor crisis desde la vuelta a la democracia en Chile.

En el Salón de Honor del Congreso, ante unas 500 personas y con aforo reducido por la pandemia, el marxista Gabriel Boric recibió los símbolos republicanos y se convirtió en Presidente de Chile, el más joven de la historia, y el primer candidato de extrema izquierda en hacerlo desde Salvador Allende, hace 52 años.

Lo hizo en un ambiente de alta expectación, dado el amplio respaldo que obtuvo en la elección de diciembre, cuando toda la coalición de partidos comunistas que lo llevó a la presidencia, más el Partido Socialista y la ex Concertación sorprendieron dándole su apoyo.

La ceremonia estuvo liderada por el senador socialista Álvaro Elizalde, quien minutos antes fue elegido presidente del Senado en una tensa ceremonia donde el partido de Piñera se abstuvo de votar y le entregó el control del Congreso al Partido Socialista

Boric tomó el mando de la nación diciendo: “Por el pueblo y los pueblos de Chile, sí prometo“, en referencia a su apoyo a la causa mapuche y el concepto que defiende de estado plurinacional, que será incorporado en la nueva Constitución.

Ministras y ministros, estoy profundamente orgulloso de este gabinete, profundamente orgulloso que sean más mujeres que hombres, y eso es gracias al movimiento feminista“, sostuvo.

Luego de firmar las actas que certifican su asunción, Boric, quien asistió sin corbata, se calzó la banda con la ayuda de Elizalde. Luego, el Presidente saliente, Sebastián Piñera, le puso la piocha de O’Higgins, símbolo en que representa el poder presidencial.

Así, Boric se transformó en el Jefe de Estado número 34 en la historia republicana de Chile este 11 de marzo de 2022, y rompió con 16 años de gobiernos de Michelle Bachelet o Sebastián Piñera, quienes desde 2006 se venían turnando para la presidencia del país.

Boric ahora tendrá 4 años para poner en práctica sus políticas de extrema izquierda. Asume con todavía un enorme miedo por parte de la población hacia la pandemia, la peor crisis económica de la historia democrática del país, la guerra civil con los terroristas mapuches en la macrozona sur y el problema migratorio en la frontera norte.

En paralelo, durante los primeros meses de su gestión, la Convención Constitucional terminará de redactar su propuesta y los chilenos irán nuevamente a las urnas a aprobar o rechazar la nueva Carta Fundacional de la “nueva Chile” socialista.

Para el Ministerio del Interior, un cargo que en Chile está en la línea sucesoria y es equiparable a la vicepresidencia, nombró a Izkia Siches, ex líder estudiantil y militante de la Juventud Comunista. Es la primera mujer en ocupar el cargo.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.