El canciller de Alberto Fernández aseguró que José Antonio Kast es “antiargentino” y “xenófobo” y el Gobierno tuvo que salir a pedir disculpas

Si José Antonio Kast gana las elecciones, lo primero que tendría que hacer el Gobierno argentino es retirar a su embajador, Rafael Bielsa. En realidad, lo primero que tendría que hacer mañana mismo en la mañana, independientemente de la segunda vuelta en el país vecino, es cambiar al representante de la política exterior en Chile, que le hizo pasar a la Argentina otro papelón internacional. En los dos años del Frente de Todos ya van demasiados en varios países…

Cabe destacar que el hermano del entrenador de fútbol no es un improvisado en el mundo de las relaciones exteriores. Fue el primer canciller de Néstor Kirchner en 2003, cargo que ocupó durante los dos primeros años del kirchnerismo, para luego encabezar una boleta para la Cámara de Diputados. Igualmente, la indignación del peronismo de izquierda cuando los resultados electorales no son los que le gusta (en Argentina como en el exterior) no puede con su genio y se van de boca.

El canciller argentino en Chile brindó una entrevista para un medio de Bueno Aires, en la que dio su opinión sobre el candidato del Partido Republicano, triunfador de la primera vuelta en el país donde ejerce la representación política nacional.

“Si uno toma como elemento de juicio las manifestaciones públicas, Kast ha exhibido su antiargentinismo como una etiqueta más de las frases que pronuncia”, aseguró Bielsa. Sin embargo, el embajador fue aún más lejos y calificó al político derechista como un “xenófobo”.

Últimamente Kast ha optado por no nombrar a la Argentina en el tramo final de su campaña. Sin embargo, en sus últimas presentaciones, aseguró que su proyecto político buscará evitar en Chile una tragedia como la venezolana o las de “otros países” a los que les está yendo muy mal. Más que una opinión “antiargentina” uno podría decir que las palabras del candidato republicano son casi una benévola crítica. A la Argentina le está yendo muy mal, y una muestra de ello es el manotazo de ahogado del Gobierno este fin de semana largo que “congeló” el precio de la carne por tres días. ¿Los argentinos que pensamos que este país está a la deriva seremos también “antiargentinos”? Bueno, el mismo presidente Alberto Fernández sugirió que Córdoba se comporta como un país diferente, solamente porque se niega a votar a favor del kirchnerismo.

Como era de esperar, las palabras de Bielsa generaron el repudio del Gobierno chileno, que se expresó mediante un comunicado oficial. En el mismo, indicó que los dichos del embajador argentino resultan “una intromisión inaceptable en los asuntos internos de Chile”.

Desde el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina, el Gobierno salió a despegarse de los desafortunados (y desubicados) dichos de Bielsa. “Son comentarios a título personal. No reflejan la opinión del presidente. Alberto Fernández apuesta a profundizar las relaciones bilaterales con Chile, sin importar quien triunfe en el balotaje”, señalaron desde la cancillería.

Desde su cuenta de Twitter, el diputado electo Ricardo López Murphy se refirió a la cuestión y aseguró que la política exterior del kirchnerismo es “una vergüenza”.

Marcelo Duclos – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.