Miles de personas volvieron a reunirse este viernes (21.02.2020) en la céntrica Plaza Italia de Santiago para protestar en contra del gobierno del derechista Sebastián Piñera en Chile, con incidentes aislados de choques con los cuerpos de seguridad.

Las movilizaciones, que comenzaron el 18 de octubre del año pasado, han quedado relegadas casi exclusivamente a los viernes y -aunque han perdido fuerza- sigue existiendo descontento en las calles, pese a las medidas anunciadas por el Gobierno y al plebiscito sobre una nueva Constitución que tendrá lugar el próximo 26 de abril.

La protesta de este viernes también fue repetida en otros puntos del país, como en la norteña ciudad de Antofagasta, donde al menos un centenar de personas marchó por una de las principales avenidas costeras. En la capital, y de forma similar a lo acostumbrado desde hace más de cuatro meses, miles de personas comenzaron a congregarse al caer la tarde en los alrededores de la plaza, rebautizada por quienes se manifiestan como “Plaza de la Dignidad”, epicentro de la revuelta social que estalló en octubre.

En Santiago -en paralelo al ambiente festivo que suele reinar en las manifestaciones, con música, cánticos, pancartas, banderas y disfraces- se produjeron algunos enfrentamientos entre manifestantes violentos y agentes de policía. En medio de estos incidentes, se reportó que un niño recibió presuntamente el impacto de una bomba lacrimógena en la cabeza, quedando inconsciente en un primer momento, siendo luego reanimado y trasladado a un centro de atención médica.

En uno de los costados de la plaza, que al cabo de cuatro meses luce con sus calles y veredas casi completamente destruidas, los manifestantes más radicales se enfrentaron con las fuerzas especiales de la policía. Mientras los encapuchados lanzaban piedras y palos, las fuerzas antidisturbios respondían con abundantes chorros de agua de sus camiones cisternas y gas lacrimógeno.

Lo que en un principio fue un llamado de los estudiantes a protestar contra el aumento de la tarifa del metro se convirtió en una revuelta por un modelo económico más justo, que dejó episodios de violencia extrema con saqueos e incendios y hasta ahora al menos 30 muertos. A raíz de esto, empezó a haber señalamientos por violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad a la hora de contener las manifestaciones.

Fuente: DW

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América Chile

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.