Minutas, informes y documentos militares de inteligencia de las Fuerzas Armadas de Chile forman parte de la información hackeada. Es la segunda filtración de este tipo desde que Gabriel Boric está en la Presidencia.

Toda la información confidencial que el Estado Mayor Conjunto (EMCO) de Chile –órgano asesor del Ministerio de la Defensa constituido por el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada– compartió entre febrero de 2019 y mayo de este año perdió su carácter reservado tras el hackeo a su dirección electrónica y la filtración de unos 400.000 correos de la institución bajo el gobierno del presidente Gabriel Boric.

Es una nueva crisis para el mandatario. Minutas, informes y documentos militares de inteligencias forman parte de la información vulnerada que suma más de 350 gigabytes.

Esta filtración la ejecutó el grupo de hackers «Guacamaya» como parte de una operación denominada «Fuerzas Represivas» que implicó una serie de ciberataques a fuerzas policiales y militares en la región. «Filtramos sistemas militares y policiales de México, Perú, El Salvador, Chile, Colombia y entregamos esto a quienes legítimamente hagan lo que puedan con estas informaciones», declaró el grupo en un comunicado citado por Interferencia.

Según el medio chileno, los documentos expondrían correos internos del organismo de trabajo y asesoría permanente del Ministro de Defensa relacionados con la preparación y el empleo conjunto de las Fuerzas Armadas para combatir la violencia en el sur de Chile –donde rige el Estado de Excepción por el conflicto mapuche– como en el norte, donde hay un creciente flujo migratorio por pasos no habilitados.

De regreso a Chile

Boric intenta contener el escándalo. El presidente ordenó a la titular de Defensa, Maya Fernández, interrumpir su participación en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, para hacer frente a la vulneración informática desde La Moneda.

“Frente a los hechos conocidos en relación con la falla de seguridad de los correos electrónicos del Estado Mayor Conjunto, el presidente de la República ha instruido a la ministra de Defensa Nacional retornar al país para liderar la respuesta frente a estos hechos”, indicó la cartera en un comunicado divulgado por La Tercera, donde además agrega que “el Gobierno ha ordenado un sumario administrativo para determinar las responsabilidades correspondientes. Adicionalmente, los antecedentes han sido puestos a disposición de la justicia militar para dar pie a la investigación penal”.

El intempestivo regreso de Fernández le impidió participar en el homenaje a Salvador Allende, quien fuera su abuelo, pero además gira la mirada hacia el Partido Comunista, tolda que está a cargo de la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas a través de su fiel militante Galo Eidelstein, quien llegó en mayo a esta instancia clave para la seguridad del país.

Desde esta subsecretaria se autoriza el financiamiento de las adquisiciones y renovación de material bélico del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea, como aviones, buques, tanques, misiles, fusiles, municiones y armamentos en general, así como también decide la gestión de procesos administrativos que el Ministerio de Defensa, las instituciones dependientes y las FF. AA. requieran para el desarrollo de la fuerza.

Para el abogado Luis Mariano Rendón, es “gravísima esta filtración de documentos del EMCO. Demuestra una vulnerabilidad inaceptable en nuestras fuerzas de defensa. Debe ser exigida la responsabilidad de los mandos correspondientes”.

A interpelación

La Comisión de Defensa Nacional del Senado citó a la ministra Maya Fernández, en conjunto con el subsecretario de Defensa y el jefe del Estado Mayor Conjunto, a cargo del general de división Guillermo Paiva Hernández para una sesión ordinaria el próximo 27 de septiembre.

El senador Kenneth Pugh (Independiente de Renovación Nacional), miembro de la Comisión de Defensa Nacional del Senado, reconoció en El Mostrador la necesidad de activar una pericia informática ante la cantidad de correos de las Fuerzas Armadas filtrados.

«Se tomó la decisión de convocar al subsecretario de Defensa, Gabriel Gaspar, considerando los antecedentes preliminares de la filtración», comentó el legislador.

La citación se enmarca en la Ley Marco sobre Ciberseguridad e Infraestructura Crítica de la Información que se encuentra en primer trámite constitucional.

«Estamos analizando la información expuesta y determinando si reviste o no alguna afectación relevante al sistema de defensa nacional. Pediremos a la Comisión de Defensa que sesione en el Estado Mayor Conjunto para analizar las capacidades de ciberdefensa con que cuenta el Estado», dijo el diputado Jorge Brito (Renovación Democrática).

Esta filtración es la segunda de este tipo desde que Gabriel Boric está en el Presidencia. A finales de mayo, «un error» del Servicio Electoral dejó a disposición de desconocidos la identidad, número de cédula, edad, militancia política, sexo y hasta la pertenencia o no a pueblos originarios de los 16 millones de electores que conforman el padrón.

Por Gabriela Moreno – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.