SANTIAGO (Reuters) – La bolsa y la moneda de Chile se derrumbaban en los negocios del lunes, después de que en la víspera el favorito del mercado para la elección presidencial, el conservador Sebastián Piñera, logró un resultado menor al esperado que pone mayor incertidumbre a un próximo reñido balotaje.

A las 10.10 hora local (1310 GMT), el índice IPSA -que agrupa a las 40 principales acciones de la Bolsa de Santiago- se desplomaba un 3,55 por ciento, a 5.201,24 puntos, su nivel más bajo en dos meses y su mayor caída porcentual diaria desde el 2011.

En tanto, el peso perdía un 1,12 por ciento, a 633,80 unidades por dólar comprador y 634,10 unidades vendedor.

Piñera quedó el domingo en el primer lugar entre ocho candidatos con un 36,64 por ciento de los votos, un nivel por debajo de la mayoría absoluta necesaria para triunfar en primera vuelta y lejos de lo que anticipaban todas las encuestas.

“El ajuste se debe a que las expectativas del mercado eran que Piñera alcanzara al menos un 40 por ciento”, dijo Guillermo Araya, analista de la correduría Renta 4 Chile.

“Los inversionistas que pensaban que era carrera ganada se van a deprimir un poco”, agregó.

Ahora, el multimillonario de 67 años deberá medirse en un balotaje en diciembre frente al senador oficialista de centroizquierda Alejandro Guillier, quien consiguió un 22,70 por ciento.

Pese al menor resultado de Guillier, el candidato oficialista tiene más opciones de poder aliarse con el joven pacto de izquierda Frente Amplio, que se convirtió sorpresivamente en la tercera fuerza política del país.

La aventajada posición de Piñera en los sondeos, que le daban más del 40 por ciento de las preferencias, había ayudado a la bolsa de Santiago a alcanzar máximos históricos en meses recientes.

El “factor Piñera” fue recurrentemente mencionado por participantes del mercado como uno de los motivos del repunte. Al viernes, el indicador acumulaba un alza de casi un 30 por ciento en el año, de los mejores desempeños entre las bolsas emergentes.