Redacción BLesJack Dorsey, CEO de Twitter testificó el martes en el Congreso, haber eliminado cerca de 300 mil tuits relacionados con las elecciones de los Estados Unidos entre el 27 de octubre y el 11 de noviembre. Además, la plataforma etiquetó y/o eliminó más de 50 publicaciones del presidente Donald Trump.

Jack Dorsey en representación de Twitter, junto al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg y el CEO de Google, Sundar Pichai, ya se habían presentado ante el Comité de Comercio en el Senado de los Estados Unidos a finales de octubre, para responder preguntas sobre sus cuestionados mecanismos de moderación de contenido.

La promulgación de nuevas políticas por parte de las empresas, durante y después de las elecciones presidenciales, con el supuesto objetivo de evitar la propagación de información errónea, evidenció aún más el poder que las plataformas tienen para censurar el contenido.

En consecuencia, el martes los ejecutivos debieron regresar al Congreso para ser nuevamente cuestionados sobre la censura ante el Comité Judicial del Senado.

Acorde a lo reportado por Fox Business, el propio Dorsey testificó que Twitter eliminó unos 300.000 tweets relacionados con las elecciones entre el 27 de octubre y el 11 de noviembre. Y argumentó la censura en base a nuevas políticas para impedir la difusión de supuesta información errónea.

Si fuese realmente así, el asunto no pareciera ser tan problemático. Pero la realidad indica que el concepto de “información errónea”, resulta en algo completamente parcial para los desarrolladores de Silicon Valley, quienes consideran como erróneo cualquier discurso con tinte conservador, o que exponga de algún modo los avances de la izquierda. 

Le recomendamos:

Por el contrario, pareciera que los representantes demócratas y movimientos de izquierda radical tienen libertad absoluta en las redes. Tal como lo reportó Bles oportunamente, durante toda la campaña electoral las ventajas que gozó la campaña de Biden respecto a la del presidente Trump fue abrumadora.

Los legisladores republicanos vienen criticando y advirtiendo desde hace tiempo sobre el poder desmedido que han cobrado las redes sociales. La censura en estas plataformas incrementó exponencialmente al tiempo que sus ejecutivos utilizan un discurso hipócrita para defenderse, afirmando buscar una red limpia y libre de información falsa. Sin embargo, en la práctica solo se ve la implementación de políticas de moderación que apuntan injustamente a usuarios y publicaciones conservadores.

Ante la situación de abuso por parte de las grandes redes, los conservadores están buscando alternativas donde poder explayarse libremente. Ejemplo de esto es la reciente expansión de Parler, una plataforma similar a Twitter que ha conseguido una elevada concentración de usuarios con perfil conservador y seguidores del presidente Trump, que pueden acceder a todo tipo de información y publicaciones sin ser censurados.

El CEO de Parler, John Matze, habló con Fox News y aseguró que los usuarios están cansados de las censuras de sus rivales de Silicon Valley y “quieren liberarse de los manipuladores de datos”, por este motivo es que se estaría dando una transferencia masiva de usuarios de redes tradicionales como Twitter a la plataforma Parler.

Parler se convirtió en la aplicación número uno más descargada en la App Store de Apple durante la semana del día de las elecciones y en el número dos en Google Play, según informó Fox News.

Andrés Vacca – BLes.com