Redacción BLesTwitter anunció este lunes 25 de enero el lanzamiento de una nueva herramienta cuya función permitirá a los usuarios marcar tweets de otras personas o medios de comunicación que consideren “falsos” y “agregar contexto”. La iniciativa de la red social atrajo las críticas de los republicanos que lideran la lucha contra la censura en las redes sociales.

La nueva herramienta permitirá a los usuarios agregar notas y tildar de falsos los tuits de otros usuarios, incluso reportes de medios de comunicación y agregarles enlaces a otras fuentes.

Keith Coleman, vicepresidente de producto de Twitter dijo: “Creemos que este enfoque tiene el potencial de responder rápidamente cuando se difunde información engañosa, añadiendo un contexto en el que la gente confía y encuentra valioso”.

Twitter explicó a Fox News que la compañía “no está haciendo una comprobación de hechos” con Birdwatch y dijo que “no es una herramienta de verdadero o falso”, sino una forma de “añadir contexto”.

Sin embargo, durante los últimos años de la presidencia de Donald Trump, las Big Tech, con el mismo pretexto de “combatir información engañosa” escalaron su censura sobre el expresidente, suspendiendolo permanentemente así como todos aquellos que expresaban opiniones similares y disentían de la narrativa instalada por los medios principales.

A principios de enero de 2021, Twitter y Facebook realizaron una purga de unas 7.000 cuentas asociadas al movimiento QAnon de sus plataformas por supuestamente involucrarse en teorías conspirativas.

Según Breitbart “la teoría de QAnon se centra en la creencia de que existe un informante anónimo dentro de la administración de Trump revelando cómo el expresidente estaba liderando una guerra contra el Estado Profundo que está compuesto por políticos, ejecutivos de negocios y élites de Hollywood que abusan de los niños y practican la adoración a Satanás”.

Ted Cruz, senador republicano por el estado de Texas y una de las voces líderes contra la censura de las Big Tech, mostró su disconformidad.

Le recomendamos:

“Facultar a los autoproclamados “verificadores de hechos” y a los multimillonarios izquierdistas de Silicon Valley para que dicten lo que es “engañoso” no hace sino confirmar lo que el pueblo estadounidense ya sabe que es cierto: las grandes empresas tecnológicas se designan a sí mismas como el único árbitro de la verdad y utilizan su poder para silenciar la disidencia”.

Ciertamente los “fact checkers” empleados por las redes sociales tienen una fuerte tendencia izquierdista.

En las instancias posteriores a los incidentes del 6 de enero en el Capitolio, una oleada de celebridades y líderes demócratas iniciaron una campaña de persecución hacia Trump y sus seguidores, pidiendo que los despidan de sus trabajos, que cancelen sus cuentas bancarias, que dejen de financiarlos, o incluso pidiendo violencia física en su contra.

Para todo esto, no hubo censura en los medios, ni en las redes sociales.

Varios republicanos de la Cámara de Representantes tuitearon sus primeras reacciones luego del anuncio de Twitter.

El congresista Ken Buck dijo: “Censura colectiva… ¿qué podría salir mal?”

Dan Bishop representante de Carolina del Norte, dijo: “Twitter convierte a los liberales en un ejército de censores. Se siente muy 1984…”

Álvaro Colombres Garmendia – BLes.com