Redacción BLes– La Liga Católica de los Estados Unidos mediante una nota este lunes, condenó tanto la falsa Fe católica de Joe Biden, como la “hipocresía” de los medios hegemónicos que adulan sobre las supuestas creencias del candidato demócrata. La Liga los acusó de hacer un uso político de las creencias religiosas para los asuntos convenientes a sus fines, pero sin respetar los verdaderos preceptos de la Iglesia que son antagónicos a las ideologías de izquierda que defienden estos medios de comunicación. 

El presidente de la Liga Católica, Bill Donohue, escribió una nota publicada en la página oficial de la Liga condenando el accionar de los medios de comunicación hegemónicos quienes, según su parecer, utilizan la falsa Fe católica del candidato demócrata Joe Biden desde una óptica política, buscando generar simpatía por él en los sectores religiosos, al mismo tiempo que promueven ideologías opuestas al cristianismo como el aborto, la homosexualidad, la destrucción de la familia y el libertinaje. 

Donohue en su nota hace referencia a medios como CNN y The Washington Post quienes hablan del supuesto “catolicismo devoto” de Joe Biden y relatan sobre sus visitas dominicales a la iglesia y “el rosario que siempre lleva consigo”. Claramente a los medios les atrae su Fe.

Cabe destacar que al mismo tiempo que adulan sobre la Fe de Biden condenan los actos religiosos de sus contrincantes políticos como el caso del presidente Trump, o los ataques recientes a las creencias religiosas de la jueza Amy Coney Barrett. 

Entonces cabe preguntarse: ¿Qué explica el trato desigual? ¿Cuál es el interés por parte de los medios de comunicación de mostrar constantemente la supuesta Fe católica de Biden?

Le recomendamos:

La explicación está en que Biden resulta el mejor católico para la izquierda, porque si bien está embanderado con un rosario y un discurso de Fe, rechaza las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el aborto y el matrimonio, promueve la ideología de género, la anticoncepción y la esterilización.

Si bien algunos sectores de la Iglesia han sido rechazados por apoyar a Biden y a los demócratas, otros como el ex arzobispo Charles Chaput fue completamente crítico con el candidato presidencial demócrata Joe Biden, respecto a la inconsistencia entre sus ideales y discursos y la supuesta fe católica que afirma tener.

“Las figuras públicas que se identifican como ‘católicas’ dan escándalo a los fieles cuando reciben la Comunión al dar la impresión de que las leyes morales de la Iglesia son opcionales”, escribió Chaput.

Uno de los temas que resuena con más fuerza entre los creyentes es la posición de Biden sobre el aborto. Hace poco menos de un mes participó en un evento con NBC donde respondió preguntas de la ciudadanía, una de las cuales se refería al tema del aborto en Estados Unidos, a lo que Biden respondió con determinación, asegurando que si la Corte Suprema intenta revertir la legislación que autoriza el aborto, luchará para que el aborto sea “la ley del país”, informó el Daily Caller .

A mediados de septiembre, Catholic Vote lanzó una campaña publicitaria digital para exponer la historia anti católica de Biden.

Brian Burch, presidente de Catholic Vote, dijo: “El historial de Joe Biden deja en claro que no protegerá nuestros valores católicos ni defenderá nuestra forma de vida. Para los católicos que atesoran su fe y su libertad para vivirla, la presidencia de Biden representa una amenaza existencial”.

Por otro lado, el arzobispo Carlo Maria Viganó, en una nueva carta publicada recientemente, habló de un claro fraude electoral en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y las conexiones del candidato demócrata Joe Biden con el estado profundo y los medios de comunicación.

Donohue concluye diciendo: “La moraleja de la historia es clara: está perfectamente bien ser un funcionario público católico siempre y cuando rechace las enseñanzas de la Iglesia en asuntos de política pública, incluso cuando esas políticas sean cuestiones de vida o muerte”.

Andrés Vacca – BLes.com