El catastrófico manejo del caucus de Iowa por parte de los demócratas habría afectado gravemente la confianza de los electores estadounidenses, lo que se podría reflejar en una disminución de los votos a su favor, según declaraciones del candidato presidencial demócrata Andrew Yang.

“… Esto fue realmente un error evitable que golpeó la base del partido”, declaró Yang en una entrevista ante CNN el 5 de febrero.

“Y va a ser más difícil convencer a los americanos de que podemos encargarnos de los sistemas masivos en el gobierno si no podemos contar los votos en la misma noche, de una manera que sea clara, transparente y confiable”, agregó Yang con una expresión de frustración.

Yang obtuvo tan solo un 5% de la votación en Iowa, pero sin mostrarse afectado por los escasos resultados explicó en la misma entrevista que era algo superable.

La asamblea electoral de Iowa, llamada también caucus, celebrada el 3 febrero como la primera de una serie, busca seleccionar a los candidatos presidenciales que representarán a los partidos republicano y demócrata en las elecciones programadas para noviembre.

Mientras que el 97% de los delegados republicanos eligieron al presidente estadounidense Donald Trump como su candidato, y los resultados se dieron a conocer en la misma noche, el proceso de conteo de los votos de los demócratas falló por completo.

Por su parte el Partido Demócrata de Iowa anunció un retraso inexplicable y sin precedentes debido a dificultades técnicas.

“Esto es simplemente un problema de información, la aplicación no se cayó y esto no es un fraude o una intrusión”, expresó el Partido Demócrata, no obstante, el retraso planteó dudas sobre la legitimidad del importante proceso electoral.

Los demócratas han experimentado serios reveses debido a sus actuaciones desafortunadas, lo que probablemente se refleje en una disminución de los votos a su favor, en las próximas elecciones presidenciales.

Además del catastrófico conteo de los votos en Iowa, los demócratas experimentaron una aparatosa derrota cuando el Senado exoneró de todo cargo al presidente Trump en el caso de impugnación iniciado por ellos.

Por otro lado, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata por California), se levantó y rompió su copia del discurso del presidente Trump sobre el estado de la Unión, el martes 4 de febrero, ante la mirada de la nación, acto que suscitó innumerables críticas.

Al respecto, el vicepresidente Mike Pence acusó a Pelosi de mostrar un comportamiento muy inapropiado.

“Creo que fue un nuevo descenso de nivel”, dijo el vicepresidente a “Fox and Friends”.

En el mismo sentido, el senador Ted Cruz (R-Texas), calificó las acciones de Pelosi como “vergonzosas” y “desagradables”, diciendo que lo hicieron “enojar”.

Asimismo, Pelosi se había negado antes a presentar al presidente Trump de la manera tradicional, al omitir que era su “honor distintivo” y su “gran privilegio” hacerlo. Simplemente lo presentó como el “presidente de los Estados Unidos”.

José Ignacio Hermosa – BLes

Te puede interesar: Clinton-China: La verdadera colusión (Parte 1)

videoinfo__video2.bles.com||732de8603__

Ad will display in 09 seconds