El Gobierno de Donald Trump reiteró su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Esto luego de que se publicara una entrevista en la que presuntamente el mandatario estadounidense asoma su distanciamiento con el líder de la oposición venezolana.

Este lunes 22 de junio, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, señaló que el presidente Trump mantiene su compromiso con Venezuela y que «no se ha perdido ningún tipo de confianza en Guaidó»:

“Nada ha cambiado, seguimos reconociendo a Juan Guaidó como líder de Venezuela”.

La rueda de prensa surgió horas después de que el portal Axios afirmara que en una entrevista Trump sugirió no tener mucha confianza en Guaidó por no haber logrado arrebatarle el poder a la tiranía de Nicolás Maduro.

Axios también señaló que el presidente de Estados Unidos estaría dispuesto a reunirse con Maduro: «A Maduro le gustaría reunirse. Y nunca me opongo a las reuniones, ya sabes, rara vez me opongo a las reuniones».

Agencias de noticias republicaron la información de Axios, por lo que la Casa Blanca se vio obligada a ofrecer una aclaratoria. De hecho, la mañana de este lunes Trump emitió un tuit anunciando su disposición de reunirse con Maduro.

«A diferencia de la izquierda radical, SIEMPRE estaré en contra del socialismo y con el pueblo de Venezuela. ¡Mi administración siempre se ha puesto del lado de la LIBERTAD y en contra del opresivo régimen de Maduro! Solo me reuniría con Maduro para discutir una cosa: ¡una salida pacífica del poder!», informó Trump mediante Twitter.

La vocera de la Casa Blanca también hizo referencia a informaciones confidenciales que John Bolton, exasesor de Trump, habría publicado en su libro: «Bolton se ha desacreditado a sí mismo y sus mentiras han sido expuestas, los medios hablan de un libro aburrido y ególatra. Todos los funcionarios vinculados por Bolton han desmentido las acusaciones y lo han expuesto», señaló.

McEnany aprovechó la oportunidad para resaltar los esfuerzos de Trump contra el régimen de Maduro en comparación con la administración de Barack Obama:

“Si lo comparamos con la administración Obama hemos sido muy duros, a diferencia de Joe Biden que de hecho sí se reunió con Maduro y le dijo que si tuviese su cabello sería presidente de EE. UU.”

Recordó que de acuerdo con un reporte del Miami Herald en 2017, «la administración de Obama ayudó a estabilizar el régimen de Maduro bloqueando las sanciones». «En comparación a ese presidente nosotros sí estamos en contra del socialismo y del lado de la libertad», sentenció.

Trump, el principal aliado contra la tiranía

En febrero de 2020 el presidente Trump y el mandatario interino de Venezuela se reunieron en la Casa Blanca; un encuentro que creó grandes expectativas ante la estrategia a definir para lograr el fin de la tiranía.

El Gobierno de Estados Unidos es el que más ha emitido sanciones contra el chavismo por sus constantes violaciones a los derechos humanos y debido a la corrupción liderada por Maduro. Ha sancionado a más de 100 funcionarios del chavismo; estableció un embargo petrolero recortándole los ingresos a Maduro; su justicia ha investigado y condenado casos de narcotráfico y lavado de dinero desde la estatal petrolera Pdvsa; y desde el Senado de ese país se impulsa una ley para presionar aún más al régimen. A esto se suma el consentimiento estadounidense para que Guaidó asuma el control de Citgo, el mayor activo de Venezuela en el exterior.

Departamento de Estado de Obama maniobró para favorecer a Nicolás Maduro

Barack Obama y su Departamento de Estado buscaron intencionalmente favorecer al régimen de Maduro, así lo afirmó en febrero de 2017 Roger Noriega, exsubsecretario de Asuntos Hemisféricos.

Noriega aseguró que el equipo de trabajo del expresidente de EE. UU. bloqueó sanciones contra líderes chavistas involucrados con el narcotráfico y promovió el diálogo entre ese Gobierno y la oposición; conversaciones que solo debilitaron a la sociedad venezolana.

“Hubo una estrategia por parte de diplomáticos de alto rango (de la administración de Obama) que buscaba favorecer la estabilidad del Gobierno de Venezuela a costo de la seguridad de los Estados Unidos”, manifestó.

Fuente: Panam Post.