Redacción BLesLa campaña Trump informó oficialmente el jueves que presentará una demanda federal buscando detener cuanto antes el conteo de votos, alegando tener pruebas suficientes de personas fallecidas y no residentes que figuran como votantes en las elecciones presidenciales 2020.

Acorde a lo reportado por Fox News, la campaña anunció que presentarán la demanda en una conferencia de prensa en Las Vegas, en la que participaron el ex director de Inteligencia Nacional Ric Grenell, el ex fiscal general de Nevada Adam Laxalt, el presidente de la Unión Conservadora Estadounidense Matt Schlapp y el presidente del Partido Republicano de Nevada, Michael McDonald.

Según lo que manifestaron en la conferencia, entre la documentación que entregarán se encuentran las pruebas de que en Nevada han emitido su voto “decenas de miles” de personas que no son residentes del estado. 

También buscaron dejar en claro que la intención de la administración Trump no es cancelar la votación o detener el recuento total de votos, tal como lo están informando varios medios, lo que están solicitando es que detengan el recuento de votos ilegales, que son muchos, pero no todos. 

Le recomendamos:

Además, los republicanos se mostraron confiados en que si las elecciones fueran limpias en Nevada, con seguridad ganarían. Al respecto el ex director de Inteligencia Ric Grenell dijo a Fox News: “Confiamos en que cuando se cuenten todos los votos legales, y solo se cuenten los votos legales, el presidente Trump ganará el estado de Nevada”.

Una fuente relacionada con la demanda, le dijo a Fox News que los funcionarios de la campaña tienen en su poder claras pruebas de que también se encuentran entre los votantes numerosas personas fallecidas.

La fuente también aseguró que no se realizó ningún tipo de control de coincidencia de firma con los votos postales, a pesar de las denuncias efectuadas en reclamo a que se enviaron miles y miles de boletas postales a viviendas inhabitadas que igualmente fueron emitidas. 

“Tenemos pruebas de que están contando votos ilegales”, aseguró la fuente.

Ante la sospecha de fraude electoral, la administración Trump también anunció que está presentando demandas para intervenir en las elecciones de Pensilvania, solicitando revocar la decisión de la Corte Suprema de autorizar al estado a extender la posibilidad de recibir y contabilizar boletas postales. También anunciaron que se presentó una demanda en Michigan solicitando un recuento de votos y lo mismo se hará en Wisconsin. 

Andrés Vacca – BLes.com