Redacción BLes – Nuevas cifras del Censo de los Estados Unidos sugieren que, por primera vez en la historia, el estado demócrata de California podría perder un escaño en el Congreso.

Los nuevos datos del censo estatal hasta el 1° de julio muestran que la población en la zona más cálida de EE. UU. (Sun Belt o Cinturón del Sol) continúa cambiando del Norte y Medio Oeste al Sur y Suroeste, lo que podría ayudar a los estados que votaron a los representantes republicanos en los últimos años.

Mientras que otros estados del Cinturón del Sol pueden obtener representación en el Congreso, el Wall Street Journal informó el lunes que California, una vez un símbolo del crecimiento hacia el oeste de la nación, probablemente perderá un puesto.

Perder uno de sus 53 escaños “también significaría la pérdida de un voto en el colegio electoral” para determinar la presidencia, señaló Capitol Weekly a principios de este año.

El Journal informó que California perdería influencia política junto a otros estados fríos del noreste y medio oeste.

Según las cifras, Texas está listo para ganar dos escaños en el Congreso y se espera que Arizona, Colorado, Florida, Montana, Carolina del Norte y Oregon ganen uno. Se espera que ocho estados pierdan un escaño: California, Illinois, Michigan, Minnesota, Nueva York, Pensilvania, Rhode Island y Virginia Occidental.

El cálculo real de la redistribución de la población tendrá lugar en diciembre de 2020, con sus detalles resueltos en 2021. Cada estado redibujará sus mapas legislativos y aquellos que tengan más de un escaño en el Congreso reformularán también los distritos.

El desplazamiento del poder político del Noreste y Medio Oeste hacia el Sureste y Suroeste es el resultado de que los residentes se congreguen en estados con clima cálido, fuerte crecimiento del empleo, viviendas más baratas y, en algunos casos, impuestos más bajos, informó el Journal.

La probable pérdida de representación se produciría a pesar de que California se negara fervientemente a la propuesta del presidente Donald Trump de agregar una pregunta al Censo, indagando a los encuestados si son o no ciudadanos estadounidenses. 

La negativa de California y otros estados fue porque temían que pudieran perder escaños en el Congreso si posteriormente se les asignaba en función del número de ciudadanos estadounidenses, en lugar del número de residentes. Debido a las políticas demócratas y a que es una ‘ciudad santuario’, California es un destino principal para la inmigración, incluida la ilegal.

Te puede interesar: El momento preciso, el lugar preciso, la gente precisa

videoinfo__video2.bles.com||d7da7b8ab__

Ad will display in 09 seconds