Redacción BLes – Una mujer californiana de 65 años murió a causa del virus PCCh (Partido Comunista chino) o también conocido como Covid-19, poco después de recibir su segunda dosis de Moderna.

Las autoridades del condado de Napa (California, EE. UU.) dijeron que se trataba del primer caso de “ruptura” del estado del virus.

La mujer dio positivo en la variante B.1.1.7 -que la Organización Mundial de la Salud (OMS) denominó “Alpha”- aparecida originalmente en el Reino Unido.

La portavoz del condado de Napa, Leah Greenbaum, reveló que la mujer tenía problemas de salud subyacentes y que falleció el 2 de junio tras una larga estancia en el hospital.

“Vacunarse ayuda a protegernos y a proteger a las personas vulnerables que no son capaces de montar esa respuesta inmunitaria”, dijo Greenbaum en la conferencia de prensa.

“Ninguna vacuna es 100% efectiva, pero esto no disminuye la urgencia y la importancia de vacunarse, especialmente a medida que surgen más cepas variantes”, declaró la Dra. Karen Relucio, responsable de salud pública del condado de Napa.

También añadió que las vacunas “proporcionan una protección excepcional contra la muerte y la enfermedad”.

Sin embargo, en el último mes, las muertes y hospitalizaciones por infección del virus PCCh se han triplicado en Estados Unidos entre las personas totalmente vacunadas.

Según un informe de datos publicado a finales de mayo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), entre el 1 de enero y el 30 de abril de 2021, se produjeron un total de 10.262 “infecciones por el virus del SRAS-CoV-2”, definidas como infecciones por el coronavirus en personas totalmente vacunadas, en 46 estados y territorios de Estados Unidos.

Apenas unos días después del informe anterior, el sitio web de los CDC informó de que 3.016 pacientes totalmente vacunados con la vacuna COVID-19 habían desarrollado una “infección de avance” y habían sido hospitalizados o habían fallecido durante el mes de mayo. Las muertes por COVID de pacientes vacunados ascendían a 535 hasta el 1 de junio, en comparación con las 160 muertes registradas un mes antes.

También le recomendamos: Por qué los medios ahora sí hablan del laboratorio chino (Video)

Ad will display in 09 seconds

Sin explicar su decisión, los CDC informaron de que, a partir del 1 de mayo, solo contabilizarían los casos e infecciones por el virus de la PCCh en pacientes vacunados que acaban hospitalizados o mueren, descontando el casi 90% de los casos que no son hospitalizados y no mueren, pero que sí informan del fracaso de la vacuna.

La controvertida medida aclara que existe una importante laguna en la recogida de datos sobre la eficacia de las vacunas, por lo que las futuras cifras comunicadas estarán completamente sesgadas.

Amelia Jones – BLes.com