Redacción BLes – Para los cristianos en distintas partes del mundo la celebración de la pascua constituye un tiempo emblemático marcado por la fe, la vida y la resurrección de Jesús Cristo, aún en medio de la tensa situación actual que envuelve al mundo debido al virus del PCCh, también conocido como COVID-19.

No obstante el condado de San Bernardino en California ha implementado una nueva orden bajo la cual los fieles cristianos podrían terminar pagando 90 días de prisión durante la pascua o teniendo que pagar multas de hasta 1.000 dólares.

Según indica la nueva disposición de salud pública, los servicios basados en la fe que se proporcionan mediante Internet o a través del uso de otro tipo de tecnología están permitidos, siempre y cuando las personas permanezcan en sus hogares, pero prohíbe a las personas salir para participar en desfiles, prestar servicios de conducción o recoger artículos no esenciales.

Como señala un artículo del Western Journal, la orden fue emitida iniciado el tiempo de la cuaresma, aunque dadas las condiciones que vive el país con el brote del coronavirus, es un momento en el cual tampoco hay una asistencia regular de personas en iglesias y lugares de culto.

Y si bien la medida impuesta no especifica una limitación total para quienes practican la fe cristiana, para las personas que no cuentan con acceso a Internet o no disponen de servicios tecnológicos óptimos, la celebración de la pascua podría quedar en un segundo plano.

Los funcionarios de salud pública también han ordenado a los residentes del condado hace uso obligatorio de cubre bocas en sitios públicos.

El condado de San Bernardino es el condado más grande de los Estados Unidos por área y el quinto más grande California por población, con más de dos millones de residentes. En medio de la crisis por el coronavirus hasta ahora se han reportado 530 casos de contagios y 16 muertes, informó The Blaze.

California tiene un historial de censura religiosa conocido, para el año 2018 varios congresistas del Partido Demócrata estuvieron impulsando un proyecto de ley mediante el cual se buscó prohibir la venta de biblias en dicho estado.

La medida legislativa que fue introducida en el mes de febrero de 2018 bajo el concepto de ‘Prácticas comerciales ilegales; Esfuerzos de cambio de orientación sexual’, se implementó como argumento para que la expansión de la ideología LGBTQ no se viese torpedeada por terapias relacionadas con la orientación sexual.

Si bien el proyecto ley AB 2943 no menciona directamente la religión, está diseñado para definir cualquier esfuerzo de cambio de orientación sexual como una práctica ilegal, lo cual también incluye cualquier contenido religioso u organización que se fundamente en una visión heterosexual en cuanto a desarrollo de la sexualidad se refiere, según el Conservative Daily Post.

En tiempos de la pandemia, los esfuerzos por censurar la libertad religiosa no sólo han tomado lugar en San Bernardino, California. Como indica el Western Journal, en el mes de marzo en la ciudad de Baltimore, Maryland, se dio a conocer un episodio en el cual un pastor terminó recibiendo una visita policial por violar una orden de salud similar.

Los oficiales indagaron al religioso sobre si era consciente o no de la medida impuesta, una escena que fue descrita y comparada por el pastor con “una redada policial en un negocio de droga”.

Otro caso similar se presentó en el estado de Florida cuando el lunes 30 de marzo el reverendo Rodney Howard Browne terminó recibiendo una orden de arresto por sobreponerse a las órdenes de los oficiales locales y llevar a cabo una reunión religiosa.

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds