Se le dio media sanción al proyecto que reduce la carga sobre combustibles del Impuesto sobre la Circulación de Bienes y Servicios, en un gran triunfo para el presidente que está determinado a bajar el precio de la nafta y gasoil sin intervenir el mercado.

La Cámara de Diputados aprobó este miércoles 13 un proyecto de ley impulsado por el presidente Jair Bolsonaro que modifica el cálculo de los impuestos para lograr una reducción en los precios de los combustibles, uno de los principales problemas que más preocupado tiene al máximo mandatario, quien a su vez anunció que buscaría privatizar Petrobras para ayudar con la reducción.

La propuesta determina que el ICMS (Impuesto sobre la Circulación de Bienes y Servicios) cobrado en cada Estado del país se calculará en base al precio medio del combustible en los dos años anteriores.

Actualmente, el ICMS aplicado a los combustibles tiene como referencia el precio medio de la gasolina, el gasóleo y el etanol en los 15 días anteriores en cada estado. Es decir, cada 15 días cambia la base de cálculo, que incluye la reciente fluctuación de precios y lo presiona al alza.

El presidente de la Cámara, el centrista Arthur Lira (PP-AL), quien apoyó el proyecto de Bolsonaro y viene siendo un socio clave del presidente en el Congreso, aseguró que el cambio permitirá reducir el precio de la gasolina en un 8%; el del etanol, en un 7%; y el del gasóleo, en un 3,7%.

La propuesta además habilita que los precios puedan ser incluso más bajos según cada Estado, ya que le da a los gobiernos locales la autonomía para definir, anualmente, sus propias tasas de ICMS, siempre que no superen, en reales por litro, el valor de la media de los precios “practicados habitualmente en el mercado” en los dos últimos años.

El texto ahora deberá pasar al Senado, donde dominan los partidos de centroizquierda y la situación es más adversa para la derecha. En caso de convertirse en ley, el primer ajuste que hagan los Estados deberá considerar el precio medio cobrado entre enero de 2019 y diciembre de 2020, lo cual supondrá una fuerte reducción.

Lo increíble: los liberales anti-Bolsonaro criticaron la baja de impuestos

João Amoedo, el ex presidente del partido liberal “Novo” y quien compitió en las elecciones presidenciales del 2018 contra Bolsonaro vendiéndose como la verdadera alternativa liberal y pro-mercado, criticó la aprobación de la ley en Twitter.

“Con la nueva regla del IMCS de combustibles aprobada en la Cámara, los Estados y Municipios dejarán de recaudar 24 billones de reales al año“, aseguró el supuesto empresario liberal, quien además pidió que se mantengan los precios altos del combustible para darle planes sociales a “los 19 millones de brasileños que pasan hambre“.

Ahora se entiende por qué Amoedo sacó 2,5% en las últimas elecciones: el pueblo brasileño es muy inteligente.

Por Guilherme Ramos, para La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.