Las autoridades brasileñas desarticularon este viernes una red internacional dedicada al contrabando de oro, el cual era extraído principalmente en minas venezolanas y comprado ilegalmente en Brasil.

En el marco de la operación, bautizada de “Hespérides”, desde las primeras horas de este viernes (06.12.2019) más de 150 policías salieron a la calle para cumplir 85 órdenes de prisión y allanamiento en los estados de Amazonas, Roraima, Rondonia, en la región amazónica, además de Sao Paulo y Rio Grande do Norte.

En un comunicado la Policía Federal informa que el grupo delictivo llegó a contrabandear 1,2 toneladas de oro entre 2017 y 2019, por valor de 230 millones de reales (55 millones de dólares).

La banda estaba integrada por brasileños y venezolanos residentes en el estado brasileño de Roraima, fronterizo con Venezuela. Según fuentes de la investigación, el oro era exportado a los Emiratos Árabes y a la India.

«Las investigaciones comenzaron en 2017 luego de la captura de 130 gramos de oro en el aeropuerto de Boa Vista (Roraima) destinado a una empresa de San Pablo», desde donde era enviado al exterior, informó la Policía Federal.

La banda compraba el oro extraído de Venezuela o de minas ilegales del estado de Roraima. Contaba con la colaboración de funcionarios públicos, entre ellos un fiscal y una auditora recibían sobornos por emitir documentos falsos para certificar la legalidad del metal precioso.

El oro era posteriormente comercializado por una empresa del interior del estado de Sao Paulo, que lo vendía al extranjero a pesar de “los latentes indicios de irregularidades sobre el origen” del mismo.

De acuerdo con la Policía, tan solo en 2018 la compañía investigada exportó más de 1.000 millones de reales (unos 238 millones de dólares) en oro, llegando a triplicar su facturación en los últimos tres años.

Tres empresarios venezolanos eran parte de la banda, uno de los cuales tiene orden de captura internacional por delitos de tráfico de drogas y blanqueo de capitales perpetrados en la República Dominicana.

El oro es producto de la labor de los «garimpeiros«, trabajadores que lo recogen a mano, en minas a cielo abierto generalmente de manera ilegal.

En Roraima, estado rico en oro y diamantes, hay varios «garimpos» instalados ilegalmente en reservas indígenas contra la voluntad de las comunidades locales.

De acuerdo con la Policía Federal los líderes del grupo delictivo podrían recibir penas de más de 50 años de cárcel.

Fuente: Miami Diario.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.