Luego de que el Congreso aprobara un presupuesto para las elecciones del 2022 que casi triplicaba el gasto público, el presidente de derecha prometió que no lo sancionará y pedirá nuevamente por el voto impreso y auditable.

El presidente Jair Bolsonaro dijo este lunes en una entrevista con TV Brasil que vetará el nuevo fondo electoral de 5.700 millones de reales, que fue aprobado en el Congreso dentro del proyecto de la Ley de Directrices Presupuestarias (LDO) de 2022. “Es una cifra enorme de dinero que, en mi opinión, se está desperdiciando“, dijo. “Puedo adelantarle que no será sancionado“.

El texto del ponente, el diputado centroizquierdista Juscelino Filho (DEM-MA), aumentaba el valor del fondo de R$ 1,7 mil millones a R$ 5,7 mil millones, un 235%. Este fondo está destinado a toda la operatoria electoral del día de las elecciones, y el aumento sideral de gasto viene vinculado a medidas de “concientización” por la pandemia.

El presidente dijo que no tiene la obligación de aprobar todo lo que viene del Legislativo y, en una segunda entrevista sobre el tema, afirmó que la “tendencia” de su gobierno es no sancionar subas del gasto público.

“Tengo que convivir en armonía con el Legislativo. No todo lo que presento al Legislativo se aprueba, y no todo lo que el Legislativo aprueba tengo la obligación de aceptarlo. Nuestra tendencia es no sancionar, por respeto al trabajador y al contribuyente brasileño“, dijo.

Con el alta confirmada y de nuevo en Brasilia, Jair Bolsonaro se metió de lleno en los debates de la coyuntura brasileña. Según el presidente, parte de este aumento tenía la intención de justificar una “mayor transparencia” del voto electrónico y así poder descartar el proyecto que envió al Congreso para implementar el voto impreso y auditable.

También le recomendam0s: Los planes del estado profundo para derrumbar a Bolsonaro: El régimen chino (Video)

Ad will display in 09 seconds

Bolsonaro argumenta que si no hay una reforma en el sistema de votación el proceso electoral será fraudulento. Brasil es el país con menor seguridad electoral el continente: los apadronados no tienen que mostrar identificación para votar y el voto se realiza de manera completamente virtual, sin impresión de boleta para hacer un recuento de votos.

El líder brasileño puso en duda la integridad del Tribunal Superior Electoral presidido por el magistrado Luis Barroso. “Las mismas personas que sacaron a Lula de la cárcel y lo hicieron elegible contarán en secreto los votos dentro del TSE. Las mismas personas“, aseguró.

“La gente dice que estoy ofendiendo al juez Barroso. No estoy ofendiéndolo, estoy mostrando la realidad“, dijo el presidente ante sus seguidores en una intención de movilizar a su núcleo duro como lo hizo Donald Trump luego de que Joe Biden le robara las elecciones en Estados Unidos. Pero esta vez de manera anticipada para poder evitar el fatídico resultado que tuvo el ex mandatario republicano.

Por Guilherme Ramos para Derechadiario.com.ar

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.