A pesar de la pandemia y del enorme gasto público que esta conllevó, el gobierno de Jair Bolsonaro logró reducir por primera vez desde 2009 el gasto público en personal.

El presidente Jair Bolsonaro profundiza su agenda fiscalmente responsable, y en este último año logró una reducción del gasto público aún en plena pandemia y con el gobierno federal repartiendo planes sociales para soportar la crisis económica.

Según el Informe Contable del Tesoro Nacional, los gastos del gobierno federal en salarios cayeron de R$ 287 mil millones en 2019 a R$ 285 mil millones en 2020, la primera reducción de este gasto desde 2009. Esta caída estuvo ligada directamente a una reducción considerable del personal del Estado.

En estos casi 3 años de gobierno de Bolsonaro hubo miles de contratos que no se renovaron, muchos despidos de empleados públicos que habían sido ubicados por su militancia en el PT, y un esquema integral de jubilación de empleados públicos de más de 60 años.

El programa para promover la jubilación de los empleados públicos estuvo ideado por Paulo Guedes, el ministro de Economía, que tiene como objetivo el equilibrio fiscal primario antes que termine su mandato.

En ese sentido, también promovió la digitalización de muchos servicios estatales, lo cual le permitió al gobierno de Bolsonaro desvincular a muchos empleados públicos cuya labor ya no era más necesaria.

En otros países, estas acciones podrían llevar a una explosión de la tasa de desempleo. Pero la liberación de la economía en Brasil llevó al camino contrario.

También le recomendamos: En 2010 la fundación Rockefeller ‘predijo’ una pandemia, expone diputado holandés (Video)

Ad will display in 09 seconds

A pesar de haber echado a miles de empleados públicos, la tasa de desempleo no incrementó más de lo que subió por la pandemia, y actualmente se ubica en el 14,4%, después de haber tocado un mínimo a principios de 2020 (antes de la pandemia) del 11%.

Fuente: datosmacro.com, vía La Derecha Diario

Por Derechadiario.com.ar