El evento denominado ‘Accelera para Cristo’ comenzó en el Sambódromo de Anhembi y terminó en Americana, donde Bolsonaro dio un apasionado discurso contra Lula y la Corte Suprema izquierdista.

El presidente Jair Bolsonaro encabezó este Viernes Santo, acompañado de miles de simpatizantes, una “motociata” denominada ‘Acelera para Cristo’. El grupo partió hacia las 10:30 horas de la región del Sambódromo do Anhembi, en el norte de São Paulo, y se dirigió hacia Americana, en el interior del estado, en un recorrido de unos 120 kilómetros.

Además del presidente, también estuvieron presentes en el evento sus asesores más cercanos Mosart Aragão y Max Guilherme Machado, además del diputado federal Helio Lopes y los ex ministros Ricardo Salles, de Medio Ambiente, y Tarcísio de Freitas, de Infraestructura, que dieron un paso al costado el 1ro de abril para empezar sus campañas a diputado y gobernador de São Paulo, respectivamente.

AutoBan, la concesionaria que administra el Sistema Anhanguera-Bandeirantes, informó que la Rodovia dos Bandeirantes estuvo cerrada para los motociclistas entre los kilómetros 13 y 138 hasta las 15:00 horas tierra adentro. La ruta contraria, hasta la capital, permaneció abierta.

Al llegar al evento, Bolsonaro fue aplaudido y aprovechó para conversar y tomarse fotos con los simpatizantes. Se estima que entre 10 mil y 12 mil motociclistas participaron de la “motociata”.

En Americana, el destino final de la “motociata”, Bolsonaro subió a un escenario en la Festa do Peão para hablar frente a la multitud que lo acompañaba.

El mandatario criticó el acuerdo entre el Tribunal Superior Electoral (TSE) y WhatsApp para retrasar el lanzamiento de la herramienta “Comunidades”, que permite unir a varios grupos en un solo canal, lo cual facilitaría transmitir mensajes políticos a través de la red de mensajería, que el bolsonarismo utilizó con eficacia en las elecciones en 2018.

“Más valiosa que nuestras propias vidas es nuestra libertad. Ustedes saben cuánto azotan a diario nuestra democracia, y saben quiénes. Nuestro derecho a venir, nuestra libertad de pensar, nuestra libertad de culto, eso no tiene precio. Brasil es un país libre y lo haré libre, cueste lo que cueste”, declaró Bolsonaro.

“Soy hoy Presidente de la República por una misión de Dios, junto a este pueblo, que sustentan nuestras decisiones, ancladas en la ley suprema, que es nuestra constitución, es la certeza de que seremos libres”, dijo el titular del Ejecutivo.

Bolsonaro también se pronunció en contra del ex convicto Lula Da Silva, candidato presidencial por el PT. “Y yo solo me imagino, si en mi lugar el enano del PT estuviera ocupando esa silla, ¿dónde estaría este Brasil nuestro?”, preguntó el presidente.

“Algunas personas sacaron a Lula de la cárcel, lo hicieron elegible, pero no lo lograrán hacer presidente de la República”, declaró Bolsonaro en referencia a los jueces del Supremo Tribunal Federal (STF).

“La voluntad popular prevalecerá. Queremos elecciones limpias, transparentes, auditables, que reflejen la voluntad de la mayoría del pueblo brasileño”, completó el presidente.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.