Buscando garantizar la aprobación de las reformas liberales que esperan votación en el Congreso, Bolsonaro cede ante las demandas del Centrão y ascenderá a dos miembros fundamentales de este grupo legislativo en el gabinete de su gobierno.

El presidente Jair Bolsonaro quiere pisar el acelerador en los proyectos de ley que debe votarle el Congreso antes que se termine su primer mandato. Actualmente, el Poder Legislativo se encuentra en manos de un grupo de partidos políticos de centroizquierda y centroderecha conocidos como el “Centrão”.

Con el objetivo de ganar mayores apoyos dentro de este grupo legislativo, Bolsonaro anunció que la semana que viene llevará a cabo una “pequeña reforma ministerial“ para darle lugar a algunas figuras del Centrão en su gobierno.

En una entrevista que concedió a Radio Banda B este jueves, preguntado por la reforma ministerial, el presidente dijo que quiere poner un senador del Centrão en la Casa Civil, y confirmó el nombre de Ciro Nogueira, del partido centroderechista Progressistas. El ministro de este órgano en Brasil cumple las funciones que cumple por ejemplo un Jefe de Gabinete en países como Argentina.

“Realmente debería ocurrir la próxima semana, es prácticamente seguro. Pondremos un senador aquí en la Casa Civil que pueda mantener un mejor diálogo con el parlamento brasileño“, dijo Bolsonaro.

“En principio es Nogueira. Ya he hablado con él y ha aceptado. Ahora está en receso parlamentario, pero llega a Brasilia el lunes, hablaré con él, apretaremos las manos, y seguimos adelante. Es una persona que conozco desde hace mucho tiempo, él llegó en 1995 a la Cámara, yo llegué en 1991“, añadió.

Pero este cambio no es todo lo que el Presidente tiene en mente. Otra figura a la que quiere darle más poder es a Onyx Lorenzoni, actual diputado nacional del partido centrista Demócratas (uno de los más importantes del Centrão) y que se desempeña como Secretario de la Presidencia desde principio de año.

En este sentido se hará un enroque. Mientras el senador Ciro Nogueira pasa a la Casa Civil, quien encabeza este organismo, el general Luiz Eduardo Ramos, pasará a la Secretaría de la Presidencia. Lorenzoni saldrá altamente beneficiado de esta reforma, ya que asumirá como el primer Ministro de Trabajo del gobierno de Bolsonaro.

También le recomendamos: Los planes del estado profundo para derrumbar a Bolsonaro: El régimen chino (Video)

Ad will display in 09 seconds

Las funciones del histórico Ministerio de Trabajo brasileño habían sido absorbidas por el Ministerio de Economía de Paulo Guedes, con el objetivo de achicar el Estado y reducir el gasto público. Sin embargo, el contexto actual de alto desempleo generado por la cuarentena que impusieron algunos gobernadores durante la pandemia, llevó a que el bloque del Centrão en el Congreso demande la reinstauración de una cartera de Trabajo.

A pesar de que Bolsonaro ha dicho en reiteradas ocasiones que no cree que un Ministerio de Trabajo vaya a garantizar la creación de empleo, como necesita el apoyo de este bloque legislativo para aprobar una serie de privatizaciones que presentó en el Congreso, cedió ante esta demanda.

“Vamos a hacer un cambio organizativo. Estas novedades van exactamente en la dirección de más empleo y mejora de los ingresos. Aceleraremos el ritmo de creación de empleo“, explicó Guedes en una rueda de prensa, para comentar los resultados de la recaudación federal de junio.

Por Guilherme Ramos, para Derechadiario.com.ar