El presidente del Comité Cívico pro Santa Cruz de Bolivia y uno de los principales impulsores de las protestas que culminaron con la renuncia forzada de Evo Morales, Luis Fernando Camacho, anunció que se presentará como candidato en las próximas elecciones presidenciales.

El pasado 10 de noviembre, tras la dimisión de Morales, Camacho ingresó al viejo Palacio de Gobierno de La Paz para depositar allí una Biblia pocos minutos antes del anuncio de dimisión de Evo Morales.

Gestos como ese y sus constantes menciones al “poder de Dios” no han pasado desapercibidos en el país y, en medio de una enorme crisis política, fue tildado como el “Bolsonaro boliviano”, en referencia al presidente de derecha de Brasil, Jair Bolsonaro.

Camacho es un empresario de 40 años, y desde hace 17 milita en organizaciones civiles de derecha en Santa Cruz y nunca se presentó a elecciones, algo que no fue necesario para erigirse como una de las voces políticas más escuchadas de su país.

Para concretar esta postulación, Camacho debió presentar su carta de renuncia al ente cívico, alegando que trabajará por un sueño mayor, habilitarse como candidato a la presidencia en las elecciones generales de 2020.

Camacho en su carta de renuncia remarcó que la lucha y la unidad de la población lograron hacer respetar la voluntad popular, sin embargo manifestó que la tarea no está concluida y que aún falta trabajar para consolidar la democracia en el país.

“Esa motivación me ha llevado a tomar una decisión difícil, por eso, por la responsabilidad institucional que asumimos al ser posesionado el pasado 26 de febrero y en respeto del estatuto orgánico de nuestra institución, con mucho pesar, pongo en consideración mi renuncia al cargo de presidente del Comité pro Santa Cruz”, manifestó a través de la carta dada a conocer hoy.

“Presidir esta institución es un sueño de toda la vida; quien me conoce desde chico, sabe lo que trabajé por esto y que anhelé tener esta oportunidad, pero la tengo que abandonar por otro sueño, otro anhelo aún más fuerte: ser Presidente de la República de Bolivia y poder, desde ahí, servir con todas mis fuerzas para ver a mi patria próspera, unida y libre, donde todos juntos construyamos un mejor futuro para nuestros hijos, algo que hoy es más posible que nunca”, señaló Camacho a través de las redes sociales.

“Algunos podrán pensar que falto a mi palabra o incumplo mi compromiso de no ser candidato, yo personalmente creo que no lo hago, por estos dos motivos. El primero, porque cuando lo dije, estaba plenamente convencido de ello, las elecciones nacionales ya estaban en curso, solo restaban las subnacionales y desde ahí, era poco lo que se podía hacer por nuestra democracia, la cual, en ese momento, aún seguía secuestrada por el gobierno de Evo Morales. Hoy, las circunstancias son distintas, las oportunidades y el compromiso con muchos sectores a nivel nacional es diferente, impensable el actual escenario en aquel momento”, remarcó el ahora candidato.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Categorías: América

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.