Redacción BLesLa firma Patagonia anunció que la empresa detuvo toda su publicidad paga en Facebook, promoviendo a que otras empresas de la industria textil se unan a su boicot, luego de que saliera a la luz una serie de documentos internos que dan fe que la empresa ‘prioriza sus ganancias por sobre las personas’.

El director ejecutivo de Patagonia, Ryan Gellert, reportó desde la página oficial de la compañía que están redoblando su decisión de cancelar toda la publicidad paga en la plataforma, luego de que salieran a la luz una serie de documentos internos en los que queda demostrada la complicidad de la red social en una serie de cuestiones que indiscutiblemente afectan a la población y sobre todo a los niños y adolescentes. 

El boicot de Patagonia a Facebook comenzó en junio de 2020, como parte de una campaña llamada #StopHateforProfit, a través de la cual buscó alentar a otras empresas que se unan al boicot contra el gigante de las redes sociales, justamente por priorizar las ganancias por sobre el efecto que generan en las personas. 

En aquel entonces también se unieron al reclamo otras grandes empresas como The North Face, Ben & Jerry’s, Puma y muchas otras.

Ahora el asunto tomó un nuevo impulso luego de que Frances Haugen, denunciante y exgerente de Facebook, filtró una serie de documentos internos los cuales fueron publicados por The Wall Street Journal, donde queda en evidencia que Facebook, está incurriendo en una serie de prácticas cuestionables con el objetivo de multiplicar sus beneficios. 

Los documentos muestran el lado oscuro del gigante de las redes sociales y comprueban como desde hace años permite la divulgación de información errónea amplificando el odio, la desinformación y los disturbios políticos.

Por este mismo motivo, Haugen declaró en el Senado de los Estados Unidos donde declaró: “Estoy aquí hoy porque creo que los productos de Facebook dañan a los niños, avivan la división y debilitan nuestra democracia. Debemos exigir que Facebook haga cambios”.

La exempleada de Facebook advirtió a los legisladores que existe un vínculo estrecho entre la actividad de la red social y la violencia en las distintas regiones. Los algoritmos de la plataforma de redes sociales facilitan el odio, dijo Haugen, y por lo tanto anteponen las ganancias a la seguridad del usuario.

Luego de que surgiera esta información, Patagonia reafirmó su boicot públicamente en el comunicado en el que se puede leer:

“Los documentos internos de Facebook publicados en las últimas semanas han dejado increíblemente claro que conocen el daño irreparable que su falta de responsabilidad causa a sus tres mil millones de usuarios y los efectos corrosivos que tiene sobre la sociedad misma”.

Según la declaración de Haugen, los daños no se limitan a los efectos adversos provocados en los usuarios, lo cual no es menor, en el peor de los casos la desinformación generalizada en las redes puede provocar el desarrollo de discursos cargados con odio que terminan en enfrentamientos reales que podrían incluso desestabilizar las democracias. 

“Mi temor es que sin acción, los comportamientos divisivos y extremistas que vemos hoy son solo el comienzo. Lo que vimos en Myanmar y ahora en Etiopía son los primeros capítulos de una historia tan aterradora que nadie quiere leer el final”, dijo Haugen.

Lo más grave del asunto es que, según la denuncia, Facebook es perfectamente consciente de esta situación, e incluso promueve el desarrollo de ciertos contenidos que pueden provocar reacciones extremas, las cuales llevan a una mayor interacción en las redes, generando el crecimiento de la plataforma. 

Aunque no detalló específicamente el impacto, Gellert advirtió que Patagonia ha visto afectada su rentabilidad desde que decidió detener la publicidad en Facebook, pero así y todo continúa firme con su posición contra el gigante de las redes. 

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.