Redacción BLesLa Casa Blanca dijo el viernes 31 de diciembre que el presidente Joe Biden ha dejado en claro a su par ruso Vladimir Putin en su llamada del día anterior que no puede “avanzar en Ucrania”. Además anunció que el domingo hablará por teléfono con el mandatario ucraniano Volodimir Zelenski para reafirmar su apoyo a la “soberanía e integridad territorial”.

El presidente estadounidense Joe Biden hablará por teléfono con el mandatario ucraniano Volodimir Zelenski el domingo tras haber advertido esta semana a Putin que tomará medidas si invade el país, anunció este viernes la Casa Blanca.

Biden, dijo un funcionario de la Casa Blanca, “planea hablar por teléfono con el presidente Zelensky de Ucrania el domingo para reafirmar el apoyo de Estados Unidos a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, discutir el fortalecimiento militar de Rusia en las fronteras de Ucrania y revisar los preparativos para los próximos compromisos diplomáticos para ayudar a aliviar la situación en la región”.

La conversación se llevará a cabo a pocos días de que los funcionarios rusos y estadounidenses se reúnan en persona en Ginebra el 10 de enero en medio de una concentración militar rusa en la frontera con Ucrania que provoca una fuerte tensión en la región. 

Paralelamente Biden ya mantuvo una conversación durante 50 minutos esta semana con Putin donde le habría dicho que cualquier acción de Moscú contra Ucrania generará sanciones y un aumento de la presencia estadounidense en Europa.

“Le dejé claro al presidente Putin que si él hace cualquier movimiento adicional, si invade Ucrania, tendrá severas sanciones. Aumentaremos nuestra presencia en Europa, con nuestros aliados de la OTAN, y el precio que pagará por ello será muy alto”, dijo Biden a la prensa cuando salía de un restaurante en Wilmington, Delaware, donde pasa las fiestas de fin de año con su familia. 

El mandatario añadió que Putin estuvo de acuerdo en la realización de tres grandes conferencias entre miembros de alto rango de sus equipos para ayudar a buscar soluciones a las diferencias que enfrentan a Estados Unidos y Rusia. Pero añadió que “le dejé muy en claro que eso funcionará solo si él baja la tensión” en la zona fronteriza.

Por su parte, el presidente ruso afirmó que nuevas sanciones contra Moscú serían “un error colosal”. Durante una conferencia de fin de año habló del conflicto con Ucrania, y aseguró que Rusia no quiere ir a la guerra, que es Occidente el que promueve esta idea, y que el territorio de Ucrania fue ‘históricamente’ ruso y recién con la caída de la Unión Soviética se adjudicó a Ucrania.

Es quizás la primera vez que Vladimir Putin describe en términos claros por qué invadió Crimea en 2014 y por qué ahora ofrece apoyo a los grupos que buscan independizarse de Ucrania.

Según Daily Mail, dijo que Donbass, una región ucraniana en la frontera rusa, “nunca se consideró otra cosa que parte de Rusia” y que se vio “obligado a hacer algo al respecto en 2014”, cuando invadió Crimea y terminó anexado a Rusia.

Putin dijo que su intervención en Donbass es como ‘mediador’ entre quienes, según él, se consideran rusos y el gobierno ucraniano. Además consideró que el futuro de la región debe ser decidido por quienes viven en ese lugar, negando la soberanía de Ucrania.

El presidente ruso señaló también que el gobierno ucraniano trata como ‘ciudadanos de segunda clase’ a los rusos de la región y los bombardea constantemente con propaganda anti Rusia, por lo que prometió que los defendería.

Actualmente, según informes de la OTAN, 100.000 soldados rusos han permanecido reunidos en la frontera con Ucrania, al mismo tiempo que Biden y los líderes europeos advierten sobre graves consecuencias en caso de que Putin lleve a cabo una supuesta invasión. 

 Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.