Cuba es actualmente el único país del mundo sancionado bajo esa ley que autoriza al presidente de EE. UU. a imponer y mantener restricciones económicas

El primer mandatario estadounidense, Joe Biden, renovó el pasado viernes por otro año la Ley de Comercio con el Enemigo, que sustenta el embargo económico a Cuba desde 1962.

Un año más de plazo

La orden presidencial No. 2022-22 recuerda que la determinación previa, firmada el 7 de septiembre de 2021, acerca del ejercicio de ciertas autoridades bajo la Ley de Comercio con el Enemigo, está a punto de expirar el próximo 14 de septiembre de 2022.

«Por la presente determino que la continuación del ejercicio de esas autoridades con respecto a Cuba durante 1 año es de interés nacional de los Estados Unidos», escribió Biden al ordenar que se mantenga vigente hasta el 14 de septiembre de 2023.

Es criticado por el gobierno de Cuba

Tras conocer la decisión del presidente estadounidense el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel, manifestó el sábado su descontento.

«Biden no se atrevió a quitarnos el «pretexto» y firmó por la continuidad del bloqueo», escribió el gobernante cubano en Twitter.

«El crimen ha durado demasiado, pero la Revolución Cubana lo sobrevivirá», aseguró.

Cabe desta que el canciller cubano, Bruno Rodríguez, dijo que «Biden se convierte en el 12° presidente de EEUU en ratificar el marco que sostiene la política de abuso contra Cuba y su pueblo».

Sin embargo, Washington ha reiterado en numerosas ocasiones que esta sanción no tiene como objetivo al pueblo cubano, sino que restringe los ingresos del gobierno cubano y los fondos que el régimen cubano utiliza para entrenar y equipar su aparato militar represivo y de seguridad interna.

La propaganda del régimen comunista culpa al embargo económico, al que se refieren como “bloqueo”, de ser el mayor causante del desplome económico en la isla.

Emery Barreto – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.