Redacción BLesEl presidente estadounidense, Joe Biden, prometió durante su campaña electoral que suspendería las deportaciones de inmigrantes ilegales, no obstante, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por la sigla en inglés) deportó a cientos de ellos recientemente.

De acuerdo con el reporte del ICE al menos fueron transportadas 15 personas a Jamaica, y 269 a Guatemala y Honduras, entre el 28 y el 29 de enero según NBC News del 2 de febrero. 

El ICE había programado más deportaciones para el 1.° de febrero, y al menos otros 30 inmigrantes ilegales fueron recibidos en Guatemala ese día. 

Estas faltas a sus promesas crean la incertidumbre de si Biden imitará las políticas inmigratorias del expresidente Barack Obama, quien llegó a deportar 2.7 millones de personas indocumentadas, batiendo el récord en este aspecto. 

Entre otras cosas durante la administración Obama se construyeron las llamadas ‘jaulas’ de rejas metálicas en las que se encerraron a los niños que fueron separados de sus padres al ingresar ilegalmente al país, principalmente por la frontera con México. 

Así lo declaró Thomas Homan, exdirector ejecutivo asociado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas durante la presidencia de Obama, durante casi cuatro años. 

Le recomendamos:

Hasta ahora Biden declaró una moratoria de 100 días a las deportaciones que se ejecutaban durante la presidencia de Donald Trump, pero que no se cumplió.

Otras de las promesas de Biden incluyen una política de fronteras abiertas a todos los inmigrantes que lo deseen, además de la amnistía a los inmigrantes indocumentados de EE. UU.

De lograrlo Biden estaría propiciando un aumento de 77 millones de personas a la población del país, según National Pulse el 7 de septiembre. 

Contribuye a obtener esta cifra un estudio de la Universidad de Yale, según el cual no son 11 millones los inmigrantes indocumentados que existen en EE. UU., sino más de 22 millones.

Además la Casa Blanca informó que por cada inmigrante nacionalizado ingresan al país 3, 5 personas más, solo en razón de los lazos familiares, de donde se obtendría el aumento de 77 millones de personas a la población de EE. UU. por la aprobación de la amnistía que pretende Biden.

Por ahora se espera que Biden emita próximamente otras disposiciones sobre las políticas inmigratorias, que durante largo tiempo han acariciado los demócratas con la aparente ambición de ampliar sustancialmente al número de personas que podrían votar por ellos. 

José Hermosa – BLes.com