Pretender mantener a la población encerrada, sin trabajar y mantenida por el Estado infringiría todas sus libertades; lo cual se asemeja a los regímenes socialistas históricos.

Las elecciones en EE.UU. todavía no se definieron. Sin embargo, cuando el Secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que Donald Trump será reelegido como presidente, el candidato demócrata dijo que su equipo de transición ya estaba armado, asumiendo que él, Joe Biden, será el próximo mandatario.

En los debates presidenciales, el manejo de la pandemia del coronavirus fue uno de los más tensos. Trump señaló que había que aprender a vivir con el virus y Biden apuntó a volver a los encierros masivos.

Y precisamente Biden ya formó un grupo con esa agenda. El miércoles 11 de noviembre, el Dr. Michael Osterholm, miembro del Grupo de Trabajo Covid-19 de Joe Biden, dijo que para controlar la infección por coronavirus, «necesitamos cierres masivos para reducir los niveles de infección».

«Neel Kashkari, el presidente del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis, y yo escribimos un artículo de opinión en The New York Times que básicamente decía que teníamos que encerrarnos para llevar este nivel de infección a un lugar donde realmente podamos controlarlo», dijo Osterholm a MSNBC.

«Me refiero a todo, desde Australia a Nueva Zelanda, pasando por China, Japón, todos esos países ya lo han hecho», agregó.

“Y lo que se necesitaría, sin embargo, es lidiar realmente con el dolor y el sufrimiento de manera económica”, continuó.

Le recomendamos: 

Asesor de Biden: «Podríamos pagar a la gente para que pierda sus trabajos»

“Lo que propusimos básicamente fue que debido a que la tasa de ahorro en este país se ha disparado desde la pandemia, hemos pasado del 8 % a más del 22 %. Podríamos pedirnos dinero prestado a nosotros mismos a tasas de interés históricamente bajas. Podríamos pagar a la gente para que pierda sus trabajos. Podemos pagar a las pequeñas empresas. Podemos ocuparnos de los gobiernos de la ciudad, el estado y el condado», dijo.

«Si simplemente decidiéramos hacer eso, si Washington pudiera unirse y hacer que eso suceda, sería un tipo de bloqueo muy diferente donde la gente no sufriría y podríamos tener este virus bajo control».

“Si somos una casa en llamas por el coronavirus en este país, nuestra economía no va a ir bien. Así que tenemos que entender que tenemos una forma de hacerlo. Simplemente hemos elegido no hacerlo todavía. Básicamente, lo que yo llamo pagar para prevalecer», concluyó.

Las medidas propuestas por el equipo de Biden son socialismo para principiantes

La periodista Trish Regan acusó a las propuestas del equipo de Biden respecto al coronavirus de ser Socialismo 101. El número 101 en el sistema educativo de EE.UU. significa «para principiantes».

En efecto, pretender mantener a la población encerrada, sin trabajar y mantenida por el Estado infringiría todas sus libertades, lo cual se asemeja a los regímenes socialistas históricos.

El índice de mortalidad tampoco justifica la paralización económica. Hasta el momento se han contagiado del virus 10 252 129 de personas en EE.UU. y han fallecido 239 671 personas. Es decir, el índice de mortalidad por coronavirus es del 2,3 %, según la universidad Johns Hopkins.

Por lo tanto, las probabilidades de morir por causa del virus son mínimas. Con más de 328 millones de habitantes, 10 millones de contagiados es equivalente al 3 % de la población.

Si bien las cifras son elevadas en números totales, en proporción con la población son bajas. No obstante, para el candidato demócrata estos números justificarían cerrar la economía y encerrar a los ciudadanos.

Esto es lo contrario a la postura del presidente Trump, quien considera que se debe cuidar a la población más vulnerable (los ancianos y las personas con cuadros clínicos previos, en particular crónicos) y permitir al resto de la nación volver a la normalidad.

Es decir, permitir que el país conocido como la tierra de la libertad lo sea, no la prisión en la que Biden lo pretende convertir.

Fuente: Panam Post