Redacción BLes – El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes 5 de octubre por la noche que el presidente de China, Xi Jinping, aceptó el “acuerdo sobre Taiwán”.

“He hablado con Xi sobre Taiwán. Estamos de acuerdo… respetaremos el acuerdo de Taiwán”, dijo el presidente, según Reuters. “Dejamos claro que no creo que deba hacer otra cosa que acatar el acuerdo”.

Las declaraciones se produjeron mientras las tensiones militares entre Taiwán y China seguían aumentando.

Taiwán se considera un Estado soberano tras separarse de la China comunista durante la Guerra Civil China de 1949. El régimen chino, por su parte, considera a Taiwán como una provincia renegada.

Parecía que Biden y Xi Jinping, habían llegado a un consenso sobre el mantenimiento de la antigua política de “una sola China”, que reconoce a Beijing y no a Taiwán.

Parte del acuerdo fue la Ley de Relaciones con Taiwán, de hace décadas, que permite a Estados Unidos ayudar a Taiwán a defenderse para preservar la paz y la estabilidad en la zona del Pacífico Occidental.

Con la condición de que el futuro de Taiwán se resuelva pacíficamente, Estados Unidos daría prioridad a los lazos diplomáticos con Beijing sobre Taiwán, según establece el acta. Pero no tendría ninguna palabra en la soberanía de Taiwán y seguiría identificando a Beijing como el único gobierno legítimo de China.

Con el comentario de Biden sobre el “acuerdo”, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán dijo que Estados Unidos aseguró que seguiría ayudando a la isla con sus defensas.

“Frente a las amenazas militares, diplomáticas y económicas del gobierno chino, Taiwán y Estados Unidos siempre han mantenido canales de comunicación estrechos y fluidos”, dijo la agencia, según Reuters.

Hasta el lunes 4 de octubre, Taiwán informó de la presencia de 56 aviones chinos en su zona de defensa, lo que supone un total de casi 150 aviones militares enviados desde China durante cuatro días consecutivos.

“China es la culpable de causar tensiones entre los dos lados del Estrecho (de Taiwán) y ha amenazado aún más la seguridad y el orden regional”, dijo Chiu Chui-cheng, la portavoz del Consejo de Asuntos Continentales de Taiwán, según la BBC.

Con el nivel de amenazas y provocaciones militares de Beijing, el ministro de Defensa de Taiwán, Chiu Kuo-cheng, esperaba que China se estuviera preparando para una invasión total de la isla en los próximos tres años.

“Para 2025, China llevará el coste y el desgaste al mínimo. Ahora tiene la capacidad, pero no iniciará una guerra fácilmente, teniendo que tener en cuenta muchas otras cosas”, dijo el miércoles, según informó The Guardian.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.