Redacción BLesEl presidente Biden, se reunió con el Papa Francisco en el vaticano en medio de fuertes críticas debido a su apoyo a los abortos. Según dijo, el Papa lo catalogó como buen cristiano y lo invitó a continuar comulgando en la Iglesia Católica. 

En su gira con objetivo final de asistir a la conferencia del G20, el presidente Biden tuvo un encuentro de casi 90 minutos con el Papa Francisco en el Vaticano a puertas cerradas y sin la presencia de periodistas como suelen ser este tipo de encuentros, reportó AP News.

Luego de la reunión Biden brindó algunas palabras a los periodistas presentes, deseosos de obtener detalles sobre la conversación, teniendo en cuenta que Biden se encuentra en medio de fuertes críticas desde los sectores religiosos debido a su apoyo a la legalización del aborto.

Entre las preguntas que respondió, Biden confirmó que el Papa no le otorgo la comunión, pero, según palabras de Biden: “Acabamos de hablar sobre el hecho de que estaba feliz de que yo fuera un buen católico”, dijo Biden. “Y debería seguir recibiendo la comunión”. 

Cuando se le insistió si el Papa dijo si debería seguir recibiendo la comunión, Biden respondió con determinación: “sí”.

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos votó en junio para aprobar la redacción de un documento sobre cómo se debe tratar a los partidarios del aborto, entre los que se incluye a lìderes polìticos que dicen ser cristianos como es el caso del presidente Biden.

Cuando se le preguntó`si habían hablado sobre la Conferencia de Obispos Católicos, Biden respondió que eso era “una conversación privada”, sin dar mas detalles al respecto.

En declaraciones anteriores, el Papa Francisco al mencionar este polémico asunto, fue ambiguo en sus respuestas. Por un lado fue contundente al declarar que “el aborto es homicidio”, lo cual implica uno de los pecados más graves para la Iglesia Católica. Sin embargo, también declaró que los católicos pro abortos no deben ser excomulgados.

Por otro lado, un comunicado oficial de la Oficina de Prensa del Vaticano informó que la reunión entre el Papa y Biden se centró en “su compromiso común con la protección y el cuidado del planeta, la situación de salud y la lucha contra la pandemia de COVID-19, así como el tema de los refugiados, y cómo proporcionar asistencia a los migrantes”.

Muchos sectores conservadores han mostrado su descontento justamente porque desde la oficina papal se anuncia constantemente el interés por este tipo de políticas, muchas veces alineadas a la izquierda y sectores progresistas, mientras se descuidan asuntos tradicionalmente graves para la Iglesia católica como es el aborto. 

Previo al inicio de la Conferencia sobre el Clima COP 26, el Papa envió un mensaje para los asistentes en el que dijo:

“El cambio climático y la pandemia de Covid-19 han puesto de manifiesto nuestra profunda vulnerabilidad y han suscitado numerosas dudas y preocupaciones sobre nuestros sistemas económicos y la forma en que organizamos nuestras sociedades”.

“La lección más importante que podemos aprender de estas crisis es nuestra necesidad de construir juntos, para que ya no haya fronteras, barreras o muros políticos detrás de los cuales escondernos”, continuó la declaración.

Estas últimas palabras resonaron fuerte entre los sectores conservadores que están intentando solucionar los enormes conflictos que existen debido a las crisis migratorias en muchos lugares del mundo, muchas veces motivadas por políticas progresistas irresponsables que justamente promueven fronteras flexibles y la destrucción de muros fronterizos.

Andres Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.