Redacción BLes – El excongresista Beto O’Rourke (demócrata) se está preparando para postularse a la gobernación de Texas, EE. UU., enfrentándose al gobernador republicano Greg Abbott.

Axios informó que el ex congresista de El Paso durante tres mandatos y candidato presidencial en 2020 ha estado reuniendo información de sus aliados y se espera que haga su anuncio a finales de este año.

David Wysong, exjefe de personal de la Cámara de Representantes y asesor de larga data de O’Rourke, dijo que aún no se había decidido nada, pero confirmó que el demócrata ha estado “haciendo y recibiendo llamadas con gente de todo el estado”.

Sin embargo, según el New York Times, el anuncio final se hará tan rápido como este mes.

Desde que Ann Richards fue elegida gobernadora de Texas en 1990, ningún otro demócrata ha ocupado el cargo. Y ningún demócrata prominente se ha presentado al desafío contra Abbott en las próximas elecciones.

O’Rourke ganó atención por la carrera contra el republicano Ted Cruz para un escaño en el Senado en 2018, aunque no ganó.

En una hipotética batalla, O’Rourke ha cerrado el margen con Abbott, con un 37% frente al 42% de su homólogo republicano, citó Axios a partir de una nueva encuesta para el Dallas Morning News. En julio, O’Rourke iba a la zaga por 12 puntos, del 33% frente al 45%.

La tendencia de aprobación de Abbott también había mostrado signos de descenso desde abril, según otra encuesta. En agosto de este año, el desacuerdo con el liderazgo del republicano había crecido hasta el 50%, mientras que su índice de aprobación se desplomaba hasta el 41%.

Aparte de sus planteamientos sobre los protocolos COVID-19, en los que el actual gobernador de Texas insiste en la libertad de elección personal, Abbott había despertado la ira de las voces progresistas cuando entró en vigor la ley contra el aborto a principios de este mes.

La nueva ley -Texas Heartbeat Act- prohíbe el aborto después de que se pueda detectar el latido del corazón del feto. Está redactada de tal manera que no será impugnada en los tribunales de inmediato.

“Toda esta legislación sobre el aborto ha cambiado increíblemente la dinámica”, dijo Gilberto Hinojosa, presidente del Partido Demócrata de Texas, según el New York Times.

Refiriéndose a O’Rourke, Hinojosa dijo que “no se ha limitado a hacer declaraciones, sino que ha salido a llamar a las puertas, a liderar marchas, a organizar mítines por todo el estado”.

David Carney, asesor de campaña de Abbott y consultor político republicano desde hace mucho tiempo, no se sorprendió de que O’Rourke fuera efectivamente tras el puesto de gobernador de Texas.

“Él es un escenario rico en objetivos con posiciones muy, muy fuera de la corriente principal”, dijo Carney, añadiendo que sabía que O’Rourke había estado apuntando al puesto desde su derrota presidencial.

Se espera que O’Rourke, como demócrata, desafíe a Abbott con su postura política progresista.

“No sé si somos un estado rojo. No sé si somos un estado conservador”, dijo O’Rourke a The Guardian en julio. “No sé si somos un estado centrado en el deporte de las niñas transgénero, o en decirle a la gente lo que tiene que hacer con su cuerpo”.

“Creo que es una minoría realmente de la gente y los votantes en este estado. Solo que la mayoría no se ve reflejada porque no vota”, añadió.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.