Redacción BLes – El candidato presidencial demócrata Bernie Sanders admitió que el USMCA, el tratado comercial impulsado por el presidente Donald Trump, es mejor que el actual TLCAN; sin embargo afirmó que no lo apoyará.

Durante el último debate presidencial demócrata en Los Ángeles, el senador socialista se limitó a decir que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (USMCA por sus siglas en inglés) es “una modesta mejora” con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En ese sentido añadió que el nuevo acuerdo “permitiría, con suerte, que los trabajadores mexicanos se organicen en sindicatos”.

La Cámara de Representantes votó el jueves para aprobar el USMCA, un día después de que impugnó al Presidente Trump.

El pacto comercial es una versión renovada del TLCAN, de 25 años de antigüedad, que fomentaba el comercio entre los tres países de América del Norte.

El presidente Trump responsabilizó al antiguo tratado por trasladar empleos de manufacturas a México, donde los salarios son más bajos, y prometió a los votantes un acuerdo que crearía un campo de juego más parejo.

En efecto, ante la aprobación del USMCA por parte de la Cámara de Representantes, los indicadores bursátiles Dow Jones y Nasdaq alcanzaron niveles récord el jueves ya que el mercado espera que el tratado aumente sustancialmente el Producto Interno Bruto (unos $ 68 mil millones según estimaciones de la Comisión de Comercio Internacional).

“Este acuerdo es mucho mejor que el TLCAN original”, admitió el dirigente socialista quien en el pasado había votado en contra del TCLAN.

Sin embargo, añadió que no cree que el USMCA sea un “gran creador de empleos”.

“Al final del día, en mi opinión, no va a detener la subcontratación. No va a impedir que las corporaciones se muden a México, donde los trabajadores de manufactura ganan menos de $2 por hora”.

“Así que no, no votaré a favor de este acuerdo, aunque aporta algunas mejoras modestas”, concluyó.

Las palabras de Sanders contradicen las proyecciones de los especialistas.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, estima que el acuerdo creará hasta 589,000 empleos en Estados Unidos.

“La aprobación de USMCA en la Cámara de Representantes con un apoyo bipartidista tan grande es un hito importante y muestra cuánto está cambiando con éxito el presidente Trump la política comercial de Estados Unidos para que funcione en beneficio de los trabajadores, agricultores, ganaderos y empresas estadounidenses”, dijo Lighthizer en un comunicado.

USMCA implementa varios cambios clave en el TLCAN, incluido el aumento del acceso de los granjeros estadounidenses al mercado lácteo de Canadá, mejores protecciones para la propiedad intelectual y una fecha de vencimiento automática de 16 años para el acuerdo.

El nuevo acuerdo comercial también requiere que se fabrique un mayor porcentaje de piezas de automóviles en México, Estados Unidos o Canadá para evitar aranceles e implementar protecciones más estrictas para los trabajadores de la industria automotriz de México.

“El Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá es fundamental para que nuestra empresa y nuestra industria compitan en el mercado internacional”, dijo Mary M. Mann, directora de relaciones gubernamentales y asuntos internacionales de International Paper.

“Los críticos dijeron que no se podía hacer, pero él lo hizo posible. Se hizo otra promesa, se cumplió otra promesa ”, señaló por su parte el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (republicano por California).

A pesar de la negativa del senador izquierdista Sanders, se espera que el Senado revise y apruebe el USMCA cuando sus miembros regresen de las vacaciones.

Te puede interesar: Trump se enfrenta a China en comercio y derechos humanos

videoinfo__video2.bles.com||5bdca3a8f__

Ad will display in 09 seconds