PENSACOLA, Florida, EE.UU. — Un hombre abrió fuego en la Base Aérea Naval de Pensacola el viernes por la mañana en un ataque que dejó tres personas muertas, entre ellas el agresor, y varias heridas. El tiroteo generó una masiva respuesta de agentes de distintas corporaciones a la base, la cual fue cerrada.

El vocero de la base, Jason Bortz, dijo a The Associated Press que dos de los agredidos murieron y tres personas fueron trasladadas a hospitales fuera de la base, dos de ellas en estado crítico. Los representantes de hospitales en el área informaron a la AP que al menos 11 personas fueron llevadas a hospitales, pero la cifra podría cambiar.

Se trató del segundo tiroteo en una base naval de Estados Unidos en la semana. Un marino perteneciente a la tripulación de un submarino atracado en Pearl Harbor, Hawai, disparó el miércoles contra tres empleados civiles, matando a dos de ellos, antes de suicidarse.

Cinco personas fueron trasladadas al Centro Bautista de Salud en Pensacola, dijo la vocera Kathy Bowers. Otras seis eran esperadas en el hospital Ascension Sacred Heart, indicó su portavoz Mike Burke. Ninguno de los dos voceros contaba con información sobre el estado de salud de los heridos que pudiera dar a la AP.

La base emplea a más de 16.000 efectivos militares y 7.400 civiles, según su sitio web. Es una de las bases de la Marina con mayor historia, que se extiende sobre el malecón al suroeste del centro de Pensacola y domina la economía de la zona.

Es la sede del equipo de acrobacia aérea Blue Angels y el Museo Nacional de Aviación Naval, una concurrida atracción turística.

El comisario del condado Escambia, Jeff Bergosh, que trabaja en la base como contratista civil, dijo al periódico Pensacola News Journal que se hallaba haciendo fila para ingresar a las instalaciones el viernes por la mañana cuando las puertas fueron cerradas debido a un reporte de tiroteo en curso.

“Había probablemente 100 vehículos de varias fuerzas de seguridad que cruzaban a toda velocidad el Navy Boulevard en sentido contrario”, declaró Bergosh al periódico. “Había ambulancias, camiones de bomberos. Tengo entendido que hubo varios muertos”.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.