CIUDAD DE MÉXICO (AP) — El Senado de México aprobó el viernes una ley que dará a los militares una justificación legal para actuar como policías, a pesar de las objeciones de los grupos de derechos humanos.

La Ley de Seguridad Interior permite que los militares intervengan cuando el presidente determine que existe una amenaza para la seguridad nacional y agrega el requisito de que los estados elaboren un plan para mejorar las fuerzas policiales corruptas o ineficientes.

Muchos de los 31 estados mexicanos dependen de soldados e infantes de marina para luchar contra los cárteles de drogas bien armados, pero grupos de derechos dicen que la medida alivia la presión sobre los gobiernos locales para entrenar y reclutar a agentes competentes y honestos.

El Senado también aprobó un cambio que dice que las fuerzas armadas no pueden ser utilizadas para controlar las protestas políticas.

El proyecto de ley con modificaciones ahora regresará a la Cámara de Diputados para su aprobación final.