Redacción BLes– La Universidad Estatal de Iowa espera 25.000 fanáticos en el partido de apertura de temporada que se disputará el 12 de septiembre. El encuentro frente a la Universidad de Louisiana en Lafayette será el primero desde que comenzó la pandemia del virus del PCCh.(Partido Comunista chino)

Las puertas del estadio estarán abiertas a los fanáticos que hayan comprado boletos de temporada y contará con una serie de protecciones contra el virus, que deberán respetarse como condición para poder continuar recibiendo gente en los próximos encuentros según informó el Washington Examiner.

El director de atletismo del estado de Iowa, Jamie Pollard, informó en una nota publicada el día lunes una serie de medidas que se implementarán para prevenir los contagios del virus.

En la nota se informa que los asientos del estadio han sido redistribuidos para lograr mantener el distanciamiento social solicitado, y también se enumera una serie de recomendaciones y medidas de prevención que deberán cumplir los asistentes al encuentro que incluyen: gozar de buena salud, no hacer reuniones sociales dentro del estadio, respetar la distancia social, asistir temprano para evitar congestionamientos y utilizar permanentemente tapabocas.

Jaime Pollard fue categórico en la nota al afirmar que si los fanáticos siguen las restricciones del coronavirus, permitirá a los poseedores de boletos de temporada, asistir al próximo juego en casa el 3 de octubre contra Oklahoma. Pero si los fanáticos no siguen los procedimientos, “no tendremos fanáticos en los juegos futuros”, escribió Pollard.

“Un factor importante en la decisión de permitir a los fanáticos es nuestra creencia de que los fanáticos de Cyclone están dispuestos a cumplir con nuestras medidas de mitigación”, se puede leer en el comunicado. “El propósito de esta carta es solicitar su apoyo para ayudar a crear un entorno seguro y, al mismo tiempo, brindar a nuestro equipo una ventaja importante en el campo local”.

La decisión de incluir fanáticos en el primer partido de los “Ciclones” ya está generando algunas polémicas, teniendo en cuenta que Ames, la ciudad donde se encuentra el estadio, es una de las ciudades con el mayor número de casos del virus del PCCh en relación con su población. La cantidad de contagiados es de 964 lo cual en número absolutos no es mucho, pero teniendo en cuenta la cantidad de habitantes, implica 8,2 contagiados por cada 1.000 personas.

El estado de Iowa también está siendo foco de atención por ser uno de los pocos estados donde la cantidad de casos aún sigue aumentando todos los días. Actualmente se está acercando a 65.000 casos.

Andrés Vacca – BLes.com