Redacción BLesLa Corte Suprema de Australia, en una histórica decisión que marca un fuerte precedente a nivel mundial, indicó que los medios de comunicación son los responsables legales de los comentarios publicados por los lectores en sus páginas de redes sociales.

La decisión fue tomada tras desestimar una apelación de los principales medios de comunicación australianos, quienes intentaron quitarse la responsabilidad por los comentarios publicados por terceros en sus páginas de redes sociales como Facebook y Twitter, reportó AP News.

Los medios intentaron convencer a la Corte de que solo deberían ser considerados responsables en caso de estar al tanto de los mensajes en cuestión y si se comprobara la intención de difundir mensajes publicados que resulten estar fuera del marco de la ley. 

Pero los jueces rechazaron ese argumento y dictaminaron que los medios son responsables de los comentarios por el simple hecho de facilitar y alentar las discusiones en línea.

El caso por el cual se expidió la Corte Suprema tiene su origen en el juicio de Dylan Voller, un exrecluso de un centro de detención de menores, que demandó a los editores de los medios de comunicación The Sydney Morning Herald, The Australian y Sky News Australia por los comentarios publicados por personas en sus páginas de Facebook en 2016 y 2017.

Los medios en ese entonces publicaron contenido en sus páginas sobre noticias que se referían a la vida de Voller en un centro de detención de menores. Los usuarios de Facebook respondieron publicando comentarios que, según Voller, eran difamatorios y ofensivos.

Inicialmente el caso fue escuchado en 2019 por la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur, quien falló a favor de Voller. En 2020, la Corte de Apelaciones de Nueva Gales del Sur volvió a fallar a favor de Voller y concluyó que los medios de comunicación funcionan en las redes sociales como “editores”.

Las empresas de medios apelaron una vez más ante la Corte Suprema de Australia, el último órgano de apelación del país, que también falló a favor de Voller con una mayoría de cinco a dos.

El Tribunal Superior le restó importancia al hecho de que en ese entonces la función de comentarios en Facebook no pudiera desactivarse. 

“El intento de los apelantes de presentarse a sí mismos como víctimas pasivas e involuntarias de la funcionalidad de Facebook tiene un aire de irrealidad”, dijeron los jueces Stephen Gageler y Michelle Gordon en la reciente sentencia.

Según los jueces, las empresas obtienen un beneficio comercial por su participación en las redes sociales y eso las hace cargar con las consecuencias legales de lo que allí suceda.

Uno de los dos jueces disidentes, Simon Steward, argumentó que era necesario aplicar una definición más exacta de lo que se considera un “editor”, y agregó que debería establecerse si “procuraron, provocaron o llevaron a cabo” los comentarios. 

Los comentarios de Steward apuntan a advertir que si no se establece un mayor detalle de quien es considerado “editor”, cualquiera podría ser considerado responsable de los mensajes escritos por terceros en sus páginas de redes sociales, lo cual haría mucho más compleja la situación. 

Los abogados de Voller dieron la bienvenida al fallo diciendo: “Esta decisión puso la responsabilidad donde debería estar; en compañías de medios con enormes recursos, para monitorear los comentarios públicos en circunstancias en las que saben que existe una gran probabilidad de que una persona sea difamada”.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.