Redacción BLesGreg Abbott, el gobernador republicano del estado de Texas, advirtió al pueblo estadounidense que los residentes de los condados fronterizos se enfrentan a una “seria amenaza para sus hogares y vidas” debido al aumento de ataques armados perpetrados por narcotraficantes mexicanos en la frontera sur.

Durante una entrevista con Maria Bartiromo de Fox News, Abbot responsabilizó nuevamente al presidente demócrata Joe Biden y sus políticas fronterizas por la delicada situación que se vive en Texas debido al caos migratorio y el ingreso irrestricto de narcotraficantes provenientes de México. 

Según detalló Abbott, los cárteles mexicanos han estado cruzando ilegalmente la frontera hacia suelo estadounidense y disparando a las tropas de la Guardia Nacional en Texas, que están abrumadas mientras luchan por contener la crisis migratoria.

“Los cárteles del lado mexicano de la frontera están comenzando a abrir fuego contra la Guardia Nacional que Texas tiene en la frontera para la seguridad pública”, dijo Abbott al mismo tiempo que aseguró que la crisis está animando a los cárteles violentos de México a volverse aún más agresivos.

“Esto se está convirtiendo en una guerra de disparos en cada lado de la frontera donde Texas y nuestra Guardia Nacional tienen que defenderse y defender el estado de Texas”, continuó el gobernador.

Abbott se mostró sumamente preocupado por la seguridad de los uniformados, pero sobre todo por los cientos de miles de civiles que viven en la zona, argumentando que las fuerzas de seguridad no dan abasto para garantizar tener el control de la caótica situación.

Las críticas apuntan no solo a que las políticas fronterizas llevaron a promover las olas masivas de inmigrantes ilegales en la frontera, sino además que la administración Biden “abandonó por completo a las personas que viven en la frontera, y a todas las personas en el estado de Texas”, sentenció Abbott.

También realizó una comparación con la situación vivida durante los años de la administración Trump, la que caracterizó como un gobierno que implementó “todas las políticas que llevaron a la mayor reducción en los cruces fronterizos”.

“Ahora, estamos viendo el mayor número de cruces transfronterizos y todo se debe a las catastróficas políticas de frontera abierta de la administración Biden y estamos viendo que cada vez más personas entran”.

Además del problema que implica el hecho de que los narcotraficantes ingresen al país y ataquen a las fuerzas de seguridad fronterizas, en otras oportunidades se ha destacado el asunto de que estos mismos delincuentes están ingresando cantidades impensadas de fentanilo a los Estados Unidos, provocando un aumento histórico de adictos y jóvenes fallecidos por sobredosis. 

El 6 de octubre un grupo de nueve gobernadores republicanos visitaron la frontera de Río Grande Vally con México, en el sur de los Estados Unidos. Los funcionarios se manifestaron sumamente preocupados y advirtieron que la crisis fronteriza también es una “crisis de drogas”. La explosión de fentanilo y metanfetamina que atraviesa la débil frontera, está matando a jóvenes en todo el país, aseguraron.

Acorde a lo reportado por Abbott durante una conferencia de prensa conjunta con el resto de los gobernadores, el coronel McCraw les dio detalles escalofriantes sobre como el fentanilo y las metanfetaminas ingresan por la frontera hacia Texas y luego se dirige hacia los estados de todo el país.

Junto con los inmigrantes ilegales ingresan cantidades históricas de droga. “La cantidad de fentanilo secuestrado solo por el Departamento de Seguridad Pública de Texas este año es más que suficiente para matar a todos los hombres, mujeres y niños en los estados de Texas, California y Nueva York”, dijo Abbott.

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.