Días antes de las elecciones de alto nivel en Florida, hogar de muchos inmigrantes de la región, el asesor de seguridad nacional de EE.UU., John Bolton, habla en el Freedom Tower, un edificio donde los refugiados cubanos fueron recibidos en la década de 1960, después de abandonar la isla controlada por los comunistas.

Casi 2 millones de venezolanos han huido desde 2015, expulsados por escasez de alimentos y medicamentos, hiperinflación y delitos violentos. Miles se han dirigido al sur de la Florida.

Se espera que Bolton sea presentado por la legisladora republicana de larga data Ileana Ros-Lehtinen, quien ha anunciado su retiro del Congreso. Ros-Lehtinen, la primera cubana-estadounidense electa al Congreso, quien ha apoyado a Trump, en la línea dura que ha tomado hacia Cuba.

El mes pasado, el presidente vinculó el colapso económico de Venezuela con “sus patrocinadores cubanos” en un discurso ante las Naciones Unidas, y se espera que Bolton explique este tema, indicó un funcionario de la administración a principios de este mes.

El gobierno de Trump planea aumentar la presión económica sobre los servicios militares y de inteligencia de Cuba, comentó el funcionario.

La Casa Blanca también quiere aumentar la presión sobre Venezuela. El lunes, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo discutió trabajar sobre el tema con el nuevo presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro.

El gobierno estadounidense ha impuesto varias rondas de sanciones a figuras militares y políticas venezolanas cercanas al presidente socialista Nicolás Maduro, a quien culpa por pisotear los derechos humanos y desencadenar la implosión económica del país.

Maduro, quien niega limitar las libertades políticas, dijo que es víctima de una “guerra económica” encabezada por adversarios respaldados por EE.UU.

A principios de este año, el gobierno de Trump había sopesado el aumento de las sanciones al apuntar al sector petrolero de Venezuela, pero ahora ve una necesidad menos inmediata de hacerlo debido a la caída de la producción por parte de la nación miembro de la OPEP.

A través de: Voz de América      

Temas: Categorías: América EE. UU.

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.