Redacción BLes– Tal como informó el Departamento de Justicia, una acusación efectuada por los fiscales Audrey Strauss y Philip R. Bartlett, ambos de la ciudad de Nueva York, motivó el día de hoy, el arresto de Steve Bannon y otros tres sospechosos. Los informes indican que se los acusa de desviar fondos recaudados en una campaña de donación para la construcción de un muro fronterizo.

El exasesor de la Casa Blanca, Steve Bannon, fue arrestado hoy jueves 20 de agosto, en la ciudad de Nueva York, por su presunto papel en el robo de donaciones de “We Build the Wall”, una campaña de recaudación de fondos en línea destinada a recaudar dinero para la construcción del muro fronterizo al Sur de los Estados Unidos, dijeron las autoridades.

Según informó el Departamento de Justicia, los fiscales Audrey Strauss y Philip R. Bartlett imputaron a los cuatro acusados por su presunto papel en defraudar a cientos de miles de donantes en relación con una campaña de financiación colectiva en línea conocida como “We Build the Wall” que recaudó más de  25 millones de dólares. Los acusados ​​fueron arrestados esta mañana y por la tarde presentarán declaración indagatoria frente al juez.

La fiscal federal interina Audrey Strauss dijo: “Como se alega, los acusados ​​defraudaron a cientos de miles de donantes, capitalizando su interés en financiar un muro fronterizo para recaudar millones de dólares, bajo el falso pretexto de que todo ese dinero se gastaría en construcción”.

Según el Departamento de Justicia, Philip R. Bartlett dijo que los acusados ​​presuntamente cometieron fraude cuando tergiversaron el verdadero uso de los fondos donados. De este modo, no solo habrían mentido a los donantes, sino que premeditadamente habrían decidido ocultar su malversación de fondos creando facturas y cuentas falsas para lavar las donaciones y encubrir sus crímenes.

Barlett dijo: “Este caso debería servir como una advertencia para otros estafadores de que nadie está por encima de la ley, ni siquiera un veterano de guerra discapacitado o un estratega político millonario”.

Los imputados están acusados del cargo de conspiración para cometer fraude, y se suma también un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero, cada uno de los cuales conlleva una pena máxima de 20 años de prisión.

Hasta el momento todos los cargos constituyen meras acusaciones, y las evidencia presentadas aún deben ser probadas. Según establece la ley, los acusados se presumen inocentes hasta que la autoridad legal pueda demostrar su culpabilidad mediante juicio. 

Andrés Vacca – BLes.com