El peluquero Fabio Cuggini cuestionó las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández, que suspenden las actividades económicas por nueve días y el fin de semana del 5 y 6 de junio.

El peluquero Fabio Cuggini se convirtió en los últimos días en una importante voz en contra del régimen sanitario de Alberto FernándezHoracio Rodríguez Larreta Axel Kicillof

Desafiando la vuelta a la Fase 1, que incluye la suspensión de todas las actividades económicas por nueve días y el fin de semana del 5 y 6 de junio, sostuvo: “Yo voy a abrir igual, tengo que trabajar”.

En diálogo con CNN Radio, Cuggini manifestó: “Voy a abrir porque me rompí el alma toda la vida para crecer y progresar. Yo tengo que trabajar. Si no, que me manden la plata”.

A su vez, contó que ya de por sí la pandemia y la crisis económica han impactado en su negocio, y que disminuyó la cantidad de clientes que asisten a su local en el último año. “Por un lado, las personas no tienen un mango y, por otro, tienen miedo de salir a la calle”, aseguró.

Los gastronómicos se están fundiendo todos y las peluquerías también”, dijo, e insistió: “Por eso voy a abrir, y cuando me vengan a  buscar les voy a preguntar cómo hicieron la plata. A muchos los conocí pobres y hoy son millonarios, cuando yo me la pasé laburando”.

Así, Cuggini adoptó un rol de líder de este movimiento de comerciantes que se oponen al cierre total. “Muchachos tenemos que estar juntos! ¡Esto se pudre! ¡Las peluquerías nos fundimos! Los políticos corruptos siguen cobrando!

Le recomendamos: “Es demoníaco”: La ADVERTENCIA de una monja sobre el OSCURO plan del Papa Francisco

Ad will display in 09 seconds

Si bien Cuggini es una de las voces más importantes en salir a rechazar la nueva cuarentena desde el lado de los comerciantes, especialmente por su militancia peronista, pero en contra de este gobierno, hubo miles de personas en todo el país que expresaron su rechazo.

En Córdobacomerciantes de la Cámara de Bares llevaron a cabo una manifestación en Patio Olmos, con fuertes choques contra la policía, que no está para frenar la delincuencia, pero sí para reprimir a trabajadores que protestan en defensa de su único medio de vida.

Fuente: derechadiario.com.ar