Un muy lindo y enternecedor gesto de solidaridad con los hijos de los tripulante, aún ausentes, del ARA San Juan es el que ha liderado Edward Michael, ciudadano norteamericano ex tripulante de US Navy Submarine Service.

Edward reunió US$3185, por medio de donaciones, que envió a las esposas de los tripulantes del submarino ARA San Juan, del no se sabe nada desde el 15 de noviembre, día desde el cual desapareció en aguas territoriales de la República Argentina, para consternación de todos.

Con el dinero logrará aportar un poco de la alegría navideña que haga sonreír a los niños que no podrán disfrutar de la presencia de sus padres por causa del siniestro ocurrido a la nave de la Armada Argentina que hoy sume en la angustia a sus parientes y amigos y sin duda a muchos argentinos.

Desde su página de Facebook el generoso ex marinE enaltece el agradecimiento de Jessica Jeko Gopar, quien aludió a buena obra diciendo: “Soy la esposa del submarinista Fernando Santili. Tenemos un hijo de 13 meses, Stéfano. Quiero con todo mi corazón darle las gracias por su obsequio navideño. Qué orgullo y qué honor que alguien que no nos conozca haya pensado en nuestros hijos. Hijos de héroes. Eternamente agradecida”.

Edward también menciona la fama que le ha promovido Pao Constantini, quien en su página de muro de Facebook publica fotos de algunos de los niños unidos por el desafortunado suceso y que no obstante mantienen la esperanza de abrazar de nuevo a sus valientes padres.

Otra de las madres de niños cuyos padres viajaban en el submarino le escribió: “Buenas tardes Sr. Edward Michael, quería agradecerle por haber hecho lo que hizo x nuestros hijos. Soy esposa del submarinista Cayetano Vargas, mi hijo menor de 9 años lo esperaba mucho a su papá porque le traía unos regalos de Usuhaia y el cuando supo lo que pasó con su papá dijo que los regalitos quedaron hundidos.

Gracias por tener un corazón tan generoso y aliviar un poco está tristeza que tenemos. Dios lo bendiga por su solidaridad para con nuestras familias. Un abrazo enorme.”

Por su parte muchos de sus compatriotas también lo felicitaron y resaltaron su gran corazón.