La dictadura de Gildo Insfrán sigue demostrando su atropello de los derechos humanos con un nuevo operativo para llevarse a una persona por la fuerza por haber dado positivo de COVID, a pesar de no tener síntomas.

Los centros de aislación del régimen de Gildo Insfrán en Formosa vienen funcionando desde fines del año pasado como verdaderos campos de concentración, donde el tirano peronista elige a dedo a quien poner y a quien sacar.

Han habido múltiples denuncias de que Insfrán está poniendo en estos centros a disidentes políticos y a cualquier persona que quiera, ya que por decreto se ha dictaminado en Formosa que no sólo los casos COVID deben aislarse en estos lugares, si no que contactos estrechos sospechas de COVID, aunque no tengan síntomas o hayan dado resultado negativo.

Pero hasta ahora no se había visto un caso tan explícito como este. Mediante un despliegue policial inédito en la Provincia, los efectivos abrieron por la fuerza la puerta de la casa de un hombre con COVID-19 sin síntomas que quería hacer la cuarentena en su casa y no en uno de estos centros de aislamiento, donde la personas son maltratadas y no reciben la ayuda sanitaria que necesitan.

El hecho fue denunciado por Gabriela Neme, legisladora provincial por el PJ disidente: “15 policías con combis de traslado para prisioneros intentan ingresar por la fuerza para capturar a un positivo de COVID por querer hacer la cuarentena domiciliaria. Nos están cazando”.

A pesar de que los vecinos trataron de ayudar al hombre, la policía se lo llevó por la fuerza al centro de aislación. “Acaban de llevar por la fuerza a un positivo de COVID, rompieron su casa, alteraron a su familia, por querer hacer cuarentena en la casa y no en sus centros de detención. ¡Basta!”, enfatizó la legisladora Neme.

Según reportaron, la policía llegó hasta la casa de Gustavo, el hombre en cuestión, y exhibió una orden de allanamiento, dictada por el juez subrogante Marcelo López Picabea, quien arribó hasta la zona luego de que se le informara que el hombre no quería ir por su propia voluntad al centro de aislamiento.

Él está encerrado en su casa y sin síntomas”, les aclaró Neme, quien logró dialogar con los familiares y con los policías que aguardaban en la puerta a la espera de que Gustavo saliera por sus propios medios. En la transmisión que realizó vía Facebook, la legisladora relató: “Es aberrante. No violó la cuarentena, es una locura. Es el mismo grupo que nos reprimió el 5 de marzo”. 

Finalmente, la policía abrió la puerta con un ariete, como si de un terrorista se tratara, y extrajo al hombre por la fuerza, junto a enfermeros que le pusieron un barbijo también por la fuerza. 

Desde allí fue trasladado a la escuela Nuestra Señora de Lourdes, que actualmente se utiliza como centro de aislamiento por decreto del gobernador.

Fuimos testigos del abuso de autoridad. Esto es una aberración. Mañana vamos a tener más imágenes como las de hoy, es una decisión política del gobierno de Insfrán. Un gobierno alejado de la democracia, con la suma del poder público, con la ausencia del Estado de derecho. Los varados, los aislados, los formoseños son para la democracia lo que los desaparecidos han sido para la dictadura”, completó Neme.