En la opinión del especialista Guillermo Cueto, el atacante no quiso disparar el arma en ningún momento.

“Yo descartaría que la bala haya fallado. Lo que falló es que Sabag no cargó la pistola”, aseguró en una entrevista radial el exagente de la CIA Guillermo Cueto. En medio del debate en Argentina sobre lo que ocurrió el último jueves en la puerta del domicilio de Cristina Fernández de Kirchner, un especialista que se desempeñó en el área de “Operaciones Especiales” del servicio de inteligencia estadounidense no duda: “Fue un montaje”, señaló en una charla con el periodista Eduardo Feinmann.

Para el exagente, la Bersa calibre 32, protagonista de la escena que generó el brasileño Fernando Sabag la última semana, “por estadística”, tendría que haber funcionado con un 99,9997% de efectividad. Sin embargo, aunque las cámaras vieron que el atacante apuntó sobre la cabeza de la vicepresidente argentina, no salió de la pistola ningún disparo.

“A mí me llama la atención por la trayectoria de este señor, que no es un santo, y que había tenido problemas con la justicia”, dijo Cueto. Cabe recordar que Sabag ya tenía un antecedente vinculado a un arma blanca. Luego de una requisa policial a su auto, por andar transitando sin patente, se encontró en su vehículo un cuchillo largo. La causa quedó archivada porque la fiscalía dijo que el caso “no revestía entidad”.

“No creo que este señor pueda olvidarse de cargar o de activar la pistola para poder llevar a cabo el magnicidio. Creo que no lo hizo deliberadamente. Creo que no estaba ahí para hacer un magnicidio, sino para hacer la apariencia de un intento de magnicidio”, le dijo a la prensa argentina el exagente de la CIA.

Ante la pregunta del periodista, que le consultó si todo fue una operación para “elevar la popularidad de la vicepresidente, el exagente de inteligencia respondió afirmativamente. Cueto manifestó que el episodio pudo haber sido armado “para elevar la conciencia del pueblo en favor de la simpatía hacia Cristina y atenuar bastante las alegaciones de corrupción que todos sabemos”.

Desde el medio oficialista Página/12 comentaron la charla de Cueto con Feinmann y denominaron al entrevistado como un “supuesto agente de la CIA”, dudando de la veracidad del cargo que dice haber desempeñado. También indicaron que el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, lo denunciaría por “apología del delito”.

Por Marcelo Duclos – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.