Redacción BLes – El auge de las redes sociales permitió el desarrollo de otro tipo de comunicación, con información que no pasa -en muchos casos- por los medios tradicionales y que, sin embargo, a veces tiene un impacto mayor.

Uno de los periodistas que más visibilidad ganó en los últimos años en estos ‘medios alternativos’ es Eduardo ‘Presto’ Prestofelippo.

Con videos informativos y editoriales, este joven argentino expone realidades sin la censura de las grandes corporaciones y con un lenguaje claro y simple, que interpela directamente al espectador.

“Quería algo diferente. Estaba un poco cansado de lo que yo llamo la mediocridad de los medios nacionales”, destaca ‘Presto‘ en un diálogo con BLes.

“En Argentina, últimamente, estamos bastardos de un periodismo de contenido neutral”, añade este joven que empezó a trabajar en los medios a los 8 años.

“Tenés periodistas oficialistas a un gobierno anterior o periodistas oficialistas al gobierno actual o periodistas que responden a intereses de grupos económicos”, explica.

La crisis de los medios tradicionales

Los videos de ‘Presto’ suelen tener millones de reproducciones y las temáticas son variadas: desde tramas y asesinatos locales hasta grandes debates nacionales (como por ejemplo la legalización del aborto).

De hecho, destaca que su intención no es meterse de lleno en la ‘agenda’, es decir abordar los temas que transmiten los medios nacionales, sino que apunta a contar realidades que en muchos casos son ignoradas por las grandes corporaciones mediáticas.

Video de ‘El Presto’: ‘Lo que te ocultan del aborto’:

“Yo al periodismo lo tomo como un trabajo social. Para mí el periodismo no es fama”, asegura admitiendo que nunca imaginó que su proyecto iba a alcanzar semejante magnitud.

“La gente está consumiendo más a los periodistas de las redes sociales y no a los medios nacionales”, expone y afirma que estos últimos están “cada vez más bastardos de la realidad”.

“Hoy comprar un diario me parece una pérdida de tiempo y de dinero”, indica.

“Hoy un noticiero te dice ‘Bueno, Fernando, vamos a ver el viral del día’. ¿Vos me estás rellenando un noticiero con un video de porquería sacado de Youtube?”, se pregunta indignado. “Ese es un gran problema que tienen los medios de comunicación”, afirma.

En efecto, ‘El Presto’ explica que esta crisis que atraviesan los grandes medios expone su “vacío ideológico”. “Es el marxismo cultural, es no tener nada”, añade.

En ese marco, es donde aparece este comunicador, junto a tantos otros que, con ideas claras y contenido original, llegan a millones de personas que ansían otro tipo de discurso, fresco, sin mediocridades ni hipocresías.

“Hay youtubers, periodistas y comunicadores que usan las plataformas para dejarles algo al que está del otro lado”, apunta aclarando que ha rechazado varias ofertas para trabajar en televisión. “No me interesa”, sostiene.

“El sueño de la mayoría de los muchachitos que ahora están en las facultades de periodismo es estar en la televisión (…) Eso es una porquería, es una picadora de carne de mediocridad absoluta y tengo con qué decirles que es una picadora de carne mediocre hasta el hueso”, asegura con énfasis.

Los jóvenes, la base del futuro

“Cuando a vos te consumen miles y miles de jóvenes y no les estás diciendo nada, los estás idiotizando, ahí ya tenemos un problema. Porque son esos personajes los que después terminan en la televisión nacional”, explica con seriedad.

Sin embargo, destaca que hay una enorme cantidad de jóvenes “despiertos” que no se quedan con lo que dice la televisión y buscan en las redes sociales información alternativa. 

“Yo creo que la mayoría de los jóvenes tiene conciencia de lo que pasa”, asegura al respecto y aclara: “Ahora, los que toman las calles, esos son hordas de muchachitas y muchachitos que han sido cooptados por ideologías bastardas”.

“La mayoría de los muchachos y muchachas que estudian y trabajan, o no trabajan pero estudian, o trabajan pero no estudian, no tienen tiempo para la ‘gilada’, para ir a levantar una bandera roja; pintar una iglesia, un banco o una sinagoga; romper un templo budista; o bajarse los corpiños en el medio de una plaza”, afirma.

Si bien ‘Presto’ es una persona alegre y divertida, en este tema se pone serio e indica: “Mi único objetivo son los chicos. Y lo digo bien en serio esto”, dice, lamentando: “No puedo creer cómo han destruido generaciones completas aquí”.

“La base y el futuro de un país no es la soja, el trigo o la tecnología. Son los niños, los muchachitos. Si vos los cooptás con ideologías de cartón (…) ¿qué país vas a hacer? ¿Qué patria vas a hacer?”, reflexiona.

Crisis de valores y la oportunidad de cambio

‘El Presto’ es -al mismo tiempo- una persona histriónica, irreverente, simple, culta y -sobre todo- sensible.

“Hay una terrible crisis de valores”, expresa y exclama: “¡Esto tiene que ser arreglado urgentemente!”.

¿Cómo cambiar la situación actual? Este joven periodista, oriundo del interior de Argentina, cree que la base del cambio es que simplemente cada uno haga bien lo que tiene que hacer.

“Cada uno tiene que pelear desde su trinchera”, expresa en un mensaje sin complejidades, pero que sin lugar a dudas no ha sido tenido en cuenta en los últimos tiempos.

“Trato de hacer mi trabajo lo mejor posible. Trato de informar neutralmente (…) y corroborar la información hasta el último segundo”, explica.

Pensando en el público que lo escucha, admite que los periodistas “no son los dueños de la verdad”.

“Sobre todo en América Latina, se le cree más a un periodista que a un médico. Eso es un gran problema”, afirma al respecto.

“A veces los periodistas juzgan demasiado (…) A veces al periodismo no lo tenés que tomar en serio. Sobre todo cuando representan intereses foráneos”, añade.

“El periodista tiene que informar, no hacer lobby y así las cosas funcionan”, concluye.

Mira la entrevista completa a continuación y suscríbete a nuestro canal de Youtube:

Ir a la portada de BLes.com.