Mavys Álvarez, quien sostuvo un noviazgo con Diego Maradona mientras era menor de edad, se incorporará a una demanda contra las amistades del delantero argentino. Los denunciantes los acusan por el delito de «trata de personas».

Mavys Álvarez, la exnovia cubana de Diego Maradona, se sumó a la demanda interpuesta contra el entorno del futbolista por presunta «trata de personas». Una ONG llamada «Fundación por la Paz y el Cambio Climático en Argentina» fue quien presentó el requerimiento ante tribunales.

Los denunciantes buscan que se investigue si el círculo cercano del «10» incurrió en el delito de «trata de personas». Esto debido a que habría consentido la salida de Cuba de Álvarez, aun cuando esta era menor de edad. De acuerdo con los firmantes de la denuncia, la joven habría sido instada a abandonar la isla «sin el consentimiento de sus padres» y «bajo presiones».

«Nos pareció muy justo que reclamemos por los derechos que ella tiene y darle la oportunidad para que se pueda presentar acá en Argentina después de tanto sufrimiento que tuvo cuando era joven», declaró a América TeVé Fernando Míguez, presidente de la ONG.

«Mavys no pide una compensación económica, sino responsabilidades penales derivadas de presuntos delitos», señaló el impulsor de la iniciativa.

Entre los acusados figura Guillermo Coppola, Omar Suárez, Gabriel Buono, y Mariano Israelit, además de Carlos Ferro Viera. Este último fue quien hizo que el astro del fútbol conociera a la adolescente de 17 años en La Habana, según una investigación de Infobae.

A Argentina los pasajes

El hecho puntual al que aluden los denunciantes es el viaje que hizo Maradona a Buenos Aires, en 2001. Esto con el fin de presenciar un partido en su honor que se disputaría en «La Bombonera». No obstante, el «Pibe de Oro» no quería viajar solo y pidió la compañía de la joven isleña.

Fue tal la insistencia del futbolista, que el mismo dictador Fidel Castro terminó autorizando la salida de la menor, aunque solo fuese por 20 días.

En Argentina, Mavys no tuvo una buena experiencia. Hace unos días, declaró que en su estadía de dos meses y medio en la capital no se le permitió salir sola a ninguna parte. «Durante la totalidad de mi permanencia en el país, solo pude realizar dos actividades que elegí. Una ir a comprar y otra ir al zoológico. Aunque siempre acompañada por una persona hasta mi regreso», remarcó.

Por otra parte, expresó que aun siendo menor de edad «fue presionada a realizarse una operación de aumento de mamas».

El visto bueno de Fidel

En cuanto a su salida de Cuba, la mujer aclaró que su madre sí otorgó el permiso, no así su padre. No obstante, fue el dictador castrista quien tuvo la última palabra en el asunto. Según relató Álvarez al canal América de Estados Unidos, solo bastó la aprobación del dirigente comunista para permitir su traslado. «Fidel dio su autorización y no hizo falta otra firma», confesó en la entrevista.

Al parecer, las simpatías entre el líder cubano y Maradona eran evidentes. Carlos Ferro Viera, amigo del futbolista y uno de los acusados en la demanda, sostuvo que «Fidel lo sabía todo». Asimismo, reconoció que las autoridades de la isla le dieron «un Mercedes Benz, negro, viejo, de los usados para asuntos diplomáticos». En el maletero de ese auto, Ferro Viera confesó que entró a «muchas chicas», algunas menores de edad, para llevarlas ante Maradona.

El as del futbol fue quien también introdujo a Mavys Álvarez en el consumo de sustancias ilícitas. «Diego me llevó a la droga cuando tenía 16 años, no había cumplido los 17. En varias ocasiones él trató, estábamos en la habitación y él me insistía (…) no le gustaba hacerlo solo [drogarse]» relató. «Entonces, insistió mucho, mucho, mucho…Todos los días. Hasta que llegó un punto en que sí, lo probé con tal de que me dejara tranquila», expresó la cubana ante América TeVé.

María José Olea Álvarez – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.