Para confirmar los indicios del submarino ARA San Juan, el minisubmarino ruso Pantera Plus descendió hasta los 477 metros, en el fondo del océano.

De esta manera, esta nave podría confirmar si las imágenes tomadas el jueves temprano por el buque científico Víctor Angelescu correspondían o no al submarino desaparecido el 15 de noviembre.

Esto sucedió pocas horas después de que la Armada confirmara que el buque científico detectara en sus sonares una imagen compatible con el ARA San Juan. Sin embargo más tarde la Armada confirmó que no se trataba del buscado submarino sino que correspondía a un antiguo naufragio, de acuerdo al medio argentino Infobae.

Asimismo la Armada informó que ahora quedan otros tres “contacto” (indicios) que deberá chequear, que están a mayor profundidad por lo que la verificación será más dificultosa.

Tripulado por agentes de Prefectura Naval, el Víctor Angelescu había detectado “un objeto cilíndrico de forma alargada con dimensiones aproximadas de 62 m de longitud y 13 m de altura” en una posición de 6°24.5’S y 060°11.7’W a 477 metros de profundidad, sin embargo este contacto estaría descartado.

Sonar detectado por el buque

Por su parte, el portavoz de la Armada Argentina Enrique Balbi se mostró decepcionado con la filtración de las imagenes y dijo: “El primero de los cuatro contactos no se corresponde con el submarino. El navío que buscamos tiene una hélice con siete palas y lo que se visualizó tiene cinco y una protección”. Las declaraciones se realizaron en una conferencia de prensa en el edificio Libertad.

“El Ministerio de Defensa y la Armada Argentina lamentan que la apresurada difusión e interpretación de las imágenes obtenidas, sin antes ser contrastadas con otros sensores y sin el riguroso análisis del centro coordinador SAR de Puerto Belgrano, hayan despertado lógicas expectativas en los familiares y la sociedad toda, teniendo que enfrentar una nueva frustración”, expresó.

Balbi remarcó que, “desde un inicio, este dato no parecía coherente para la Armada con la cinemática del submarino”, ya que se encontraba a 27 kilómetros al sudoeste de su última posición informada.