La más reciente información emitida por parte de la Armada, sugiere que ya se han llevado a cabo dos barridos en la zona limítrofe donde se perdió contacto con la tripulación desde hace 23 días y que los esfuerzos se ampliarán.

Según lo reportado por el vocero de la Armada, Enrique Balbi, el área “tiene entre 200 y 1000 metros de profundidad”; en dicho espacio se han llevado a cabo labores de despeje en un radio de 40 kilómetros y se espera ampliar la zona de reconocimiento hacia el norte, siguiendo el trayecto de navegación que tenía el submarino rumbo a Mar del Plata.

Según Clarín, en la conferencia del día Balbi hizo un paralelismo de la situación: “Es como buscar un cigarrillo de 6 centímetros en una cancha de fútbol de 100 metros por 40″.

También declaró que aunque en las últimas horas no se hayan presentado novedades,  se procederá a reforzar los operativos de búsqueda al integrar mañana sábado la nave Protector en razón de que las condiciones climáticas son óptimas.

“Las condiciones favorecen y el barrido seguirá el fin de semana. Vamos a buscar al submarino hasta agotar los medios” afirmó el vocero.

Asimismo el vocero de la Armada Argentina expresó que hasta el momento las embarcaciones Yantar y Atlantis están llevando a cabo operaciones de identificación a 950 y 770 metros de profundidad respectivamente; cada uno cuenta con con un ROV, un vehículo acondicionado para explorar áreas profundas manipulado de forma remota.

Ayer la Armada Argentina publicó en su cuenta de Twitter un recorrido por los 21 días de búsqueda, sin resultados: