En la jornada de disturbios que se vivió ayer, contiguo al Congreso argentino, varios manifestantes se enfrentaron a la fuerza policial. Entre los instigadores se encontraba el militante de izquierda Sebastián Romero, quien además disparó un proyectil haciendo uso de un mortero casero.

Tras ser identificado por varias personas que subieron el registro de lo acontecido a las redes sociales, la fiscal federal Alejandra Mangano dio a conocer el día de hoy una solicitud de detención contra el activista trotskista que interpuso ante el juez federal de turno Sergio Torres.

El juez lleva a cabo la revisión del caso bajo el marco de la causa 20.270, para ello evalúa los acontecimientos registrados en televisión y en cámaras de seguridad.

Sebastián Romero participó en la precandidatura a diputado nacional en las jornadas de votación de 2015, es miembro del Partido Socialista de los trabajadores Unidos (PSTU), que mantiene estrechos lazos con el Partido Obrero.

Romero, con 32 años empezó su trayectoria como activista cuando trabajaba para General Motors, en donde forjó una relación con los dirigentes gremiales, que para entonces no pertenecían al sindicato de mecánicos y afines del transporte automor (SMATA).

Twitter

En la jornada de enfrentamientos a inmediaciones del Congreso, en donde se trataba la reforma provisional, 70 personas fueron detenidas y las autoridades esperan determinar si tenían antecedentes delictivos.

El juez puso en libertad a 64 manifestantes entre los que se encontraban dos menores de edad, cuatro siguen detenidos contando con uno que resultó herido y está internado en el hospital.

Los agresores esperan ser procesados bajo los cargos de daños, lesiones, intimidación pública, perturbación a una jornada del congreso, resistencia a la autoridad, agresión a miembros de la prensa, entre otros, de acuerdo a lo reportado por medios locales.