Redacción BLesEl partido Peronista gobernante en Argentina acaba de ser derrotado en las elecciones de medio término tanto en la ciudad de Buenos Aires como en la mayoría de las provincias del país. De este modo el peronismo representado por la coalición del Frente de Todos, perdió el control del Senado por primera vez en casi 40 años.

En medio de una profunda crisis económica y una inflación descontrolada, las elecciones de medio término marcaron una contundente derrota para el gobierno progresista de Alberto Fernández

Con casi la totalidad de los votos contados, la coalición formada por peronistas y otros sectores de la izquierda argentina, vieron caer de 41 a 35 escaños en el Senado compuesto por 72 miembros. 

El peronismo podría también perder su posición como el bloque dominante en la Cámara de Diputados, la cámara baja del Congreso. 

Según reportan los medios locales, a casi 24 horas de haber finalizado los comicios, faltan abrir 20 urnas y se achica la diferencia entre el oficialismo y la oposición. Si esto se revierte, la Cámara Baja quedaría igualada en 117 legisladores para cada bloque

La decisión es voto a voto y aún restaban abrir 20 urnas en la provincia del ex presidente Carlos Menem. De confirmarse la tendencia de crecimiento de la oposición cambiaría radicalmente la discusión en la Cámara de Diputados.

La oposición de centro-derecha, que fue duramente derrotada en las elecciones presidenciales de hace dos años, ganó casi todas las elecciones clave en la boleta legislativa.

Los votantes se alejaron del gobierno en medio de un descontento generalizado por una crisis económica cada vez más profunda, una inflación descontrolada, altísima desocupación, una pobreza en aumento y un gran endeudamiento que amenaza con el default de la economía del país sudamericano.

En la provincia más poblada del país, Buenos Aires, la cual históricamente votó a favor del peronismo, alrededor del 39,8% de los votantes emitieron su voto a favor de la oposición, con un 38,5% apoyando a la coalición gobernante, según los resultados publicados.

El gobierno peronista, criticado habitualmente por tomar decisiones autoritarias y unánimes sin mediar en absoluto con la oposición, incluso en cuestiones delicadas que pueden afectar a las futuras generaciones, ahora, tras perder la mayoría del senado, deberá forzadamente negociar con los opositores todas las iniciativas que envíe a la legislatura.

El resultado también podría ampliar las fisuras en la coalición gobernante, particularmente entre el presidente y su poderosa vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, viuda del expresidente Néstor Kirchner. Ambos ya han tenido desacuerdos públicos sobre políticas económicas.

Surgimiento de una derecha libertaria en Argentina

Con la crisis económica, la inseguridad, el hartazgo de la población por padecer la “cuarentena más larga del mundo”, la presión constante sobre los sectores empresariales, se ha desarrollado durante los últimos años un sector político de derecha que representa los valores más tradicionales y libertarios del país. 

Así surgió por ejemplo, La Libe ertad Avanza, un nuevo espacio emergente liderado por Javier Milei, el cual necesitaba conseguir dos escaños en la Cámara de Diputados. Sorpresivamente consiguió llegar al 17%, posicionándose como tercer fuerza en la ciudad más grande de Argentina.

Otra coalición libertaria que compitió en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, liderada por José Luis Espert, también sorprendió con los más de 700 mil votantes que lo acompañaron y le permitieron por primera vez al sector incluir a tres legisladores en el Congreso.  

Andrés Vacca – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.