Redacción BLesMientras la mayoría de los gobernadores demócratas imponen medidas abusivas violando las libertades individuales básicas con la excusa de hacer frente al virus del PCCh, los gobernadores republicanos de Texas, Greg Abbott, y de Florida, Ron DeSantis, aseguran que en sus estados no habrá más cierres. Se buscará focalizar la atención en las personas de riesgo, mientras que el resto podrá hacer una vida normal atendiendo a ciertos cuidados, según anunciaron.

La noticia de los gobernadores republicanos se produce al mismo tiempo que los estados controlados por los demócratas están tomando acciones exageradas para profundizar los cierres en medio de un aumento en los casos declarados del virus del PCCh.

Acorde a lo reportado por NBC News, el gobernador de Texas, Greg Abbott, expresó que quiere centrarse en “trabajar para curar a quienes tienen Covid”, ayudándolos a dejar los hospitales y que el resto de la población pueda volver a las rutinas normales.

Una portavoz de la oficina de Abbott, Renae Eze, envió un claro mensaje en el que declara reconocer la gravedad del virus, al tiempo que determina la importancia en concentrar los esfuerzos en atender correctamente a los enfermos y no en encerrar a toda la población. Insistió en la importancia de respetar ciertos protocolos de seguridad para que el resto de la población pueda continuar haciendo una vida normal, sin afectar la economía ni las libertades individuales.

Por otro lado el gobernador de Florida Ron De Santis, fue más contundente aún y determinó por medio de un portavoz oficial: “El gobernador no encerrará ni multará a las familias que no pueden permitirse un refugio durante 6 semanas. Especialmente no para un virus que tiene una tasa de supervivencia del 99,8%”.

Le recomendamos:

Una semana antes de estos dos anuncios, la gobernadora republicana Kristi Noem había prometido rechazar cualquier orden de cierre nacional. Además aseguró que no haría cumplir un mandato federal de bloqueo o enmascaramiento después de que los asesores del candidato presidencial demócrata, Joe Biden, anunciaron esa medida en caso de que la justicia lo nombre presidente a pesar de las denuncias de fraude.

Paralelamente a estos casos, Kaleigh McEnany, la secretaria de prensa del presidente Trump habló con Fox News el miércoles y se refirió a las medidas impuestas por algunos gobernadores demócratas para combatir el virus PCCh a las cuales calificó de orwellianas y dijo que “no es la forma americana” de hacer las cosas.

Acercándose el día de Acción de Gracias, algunos gobernadores demócratas como Kate Brown del estado de Ohio impusieron el uso obligatorio de máscaras, incluso dentro de las casas y anunció la prohibición de las reuniones de más de 6 personas amenazando con arrestos y multas en caso de no cumplir con dichas normas.

“Creo que muchas de las pautas que están viendo son orwellianas, el pueblo americano sabe cómo proteger su salud. Hemos tratado con el COVID durante muchos meses,” dijo McEnany.

El Dr. Scott Atlas asesor médico del presidente Trump, un manifiesto opositor a las medidas extremas de cuarentena, expresó su preocupación por el incremento de problemas con la salud mental de los niños y jóvenes, que aumentó en total un 30% más comparado con el 2019.

Atlas se manifestó en contra de todas las medidas gubernamentales que obligan a sus ciudadanos a aislarse utilizando como excusa el virus del PCCh, argumentando que los problemas del encierro pueden ser aún mucho más graves que el propio virus: “No quiero ver la cifra de que uno de cada cuatro americanos, estudiantes universitarios, de 18 a 24 años, pensó en suicidarse debido al encierro”, dijo el Dr. Atlas a Fox News.

Andrés Vacca – BLes.com